En la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2016, que se disputará del 8 al 18 de diciembre en Yokohama y Osaka, se hará historia con el uso de videoarbitraje (VAR por sus siglas en inglés) por primera vez en una competición de la FIFA. El objeto de esta tecnología es brindar apoyo a los árbitros en aquellos casos en que se toman decisiones que pueden "cambiar el curso del partido".

"Se ha dado un paso gigantesco en cuanto a pruebas de la tecnología de forma parcialmente en vivo —declara Marco van Basten, director de la División de Desarrollo Técnico de la FIFA—. Nos sentimos bien preparados después de haber dispuesto todo lo necesario con el apoyo del IFAB, la cadena anfitriona Dentsu/NTV y Hawk-Eye, uno de los múltiples proveedores de estos sistemas. A la vez, cabe recordar que exploramos territorios desconocidos, porque somos pioneros en este ramo. Al fin y al cabo, los resultados de estos tests serán extremadamente útiles para determinar si el procedimiento es seguro y fiable o si requiere aún algunos ajustes".

En el ensayo de videoarbitraje se contará con la colaboración de asistentes de vídeo que tendrán acceso a todas las señales televisivas en una sala de control, lo cual les permitirá facilitar información al árbitro en el campo para corregir errores obvios en situaciones que pueden «cambiar el curso del partido», por ejemplo, goles fantasma, penaltis dudosos, tarjetas rojas discutibles o confusión de la identidad del jugador. La función de los asistentes de vídeo será asistir a los colegiados en el campo y al cuarto árbitro. Con todo, siempre será el árbitro quien tome la decisión definitiva en el terreno de juego.

"Al igual que los dispositivos de detección automática de goles, el sistema de videoarbitraje se ha concebido para dar un apoyo complementario al árbitro", afirma el jefe de Arbitraje de la FIFA Massimo Busacca. "Queremos que el partido fluya y, como siempre, las decisiones definitivas estarán en manos del árbitro. Esta es nuestra filosofía. Y estos principios conjugados con la puesta en práctica de esta tecnología se han explicado y demostrado a nuestros árbitros durante el programa de formación continua".

Como es habitual, los árbitros y los asistentes de vídeo presentes en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2016 asistieron a sesiones de entrenamiento, teóricas y prácticas, durante una intensa preparación organizada por el Departamento de Arbitraje de la FIFA durante la semana anterior a la competición. Los temas principales que se abordaron fueron la comprensión del fútbol, la lectura del juego, el posicionamiento, el trabajo en equipo y las diferentes mentalidades en el fútbol, con la finalidad general de alcanzar la coherencia y uniformidad en la dirección del encuentro.

Los colegiados analizaron varias situaciones reales de partidos en vídeo y realizaron con jugadores entrenamientos prácticos que fueron filmados para que los mejores instructores de arbitraje de la FIFA pudieran dar inmediatamente consejos sobre cómo mejorar las actuaciones. Para concluir la formación antes del primer partido, se llevó a cabo una sesión de entrenamiento en vivo con jugadores, varias cámaras de TV y el sistema de videoarbitraje Hawk-Eye en el estadio de Yokohama. Toda esta puesta en escena se ha hecho basándose en las exitosas pruebas realizadas recientemente en amistosos disputados en Italia.

Con el uso de asistentes de vídeo durante el Mundial de clubes de este año en Japón, la FIFA someterá a una rigurosa prueba el protocolo de videoarbitraje del IFAB, antes de proceder a otros ensayos en vivo a partir de 2017. Para algunas decisiones, el árbitro podrá ver la repetición de un incidente en una pantalla situada junto al campo, esto supone un avance con respecto a las pruebas "parcialmente en vivo" realizadas hace poco durante amistosos internacionales disputados en Italia (Italia contra Francia el mes de septiembre en Bari e Italia contra Alemania el mes de noviembre en Milán).

Con la cooperación de la FIFA y el IFAB, los organizadores de competiciones de doce países ya han confirmado que participarán en ensayos de dos años de duración (Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Qatar, Estados Unidos, Francia, Italia, México, los Países Bajos, Portugal y la República Checa).

Encontrarán más información sobre los árbitros asistentes de vídeo aquí, y este documento (en inglés) recoge las preguntas más frecuentes.