El Urawa Red Diamonds afronta este sábado el partido de vuelta de la final de la Liga de Campeones de la AFC 2017, contra el Al Hilal, con el objetivo de hacer historia convirtiéndose en el primer club japonés —y cuarto de Asia— que gana por segunda vez el título continental.

El conjunto de la J.League conquistó su primer trofeo en 2007, al término de una campaña en la que se mantuvo invicto. Ahora, diez años más tarde, el Urawa está de nuevo en la final, y todo su plantel se entregará al máximo para volver a ceñirse la corona y obtener así el derecho a representar a Asia en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA.

Su capitán, Yuki Abe, se muestra especialmente entusiasmado ante esta oportunidad. “Nuestra motivación es clara: si ganamos de nuevo la Liga de Campeones de la AFC podremos regresar al Mundial de Clubes”, señala el volante, de 36 años, uno de los dos jugadores del actual equipo que participaron en la campaña triunfal y la posterior cita mundialista hace un decenio.

El equipo podrá progresar mucho si tiene la ocasión de jugar contra los mejores del mundo en el Mundial de Clubes. Pero ahora nuestra misión consiste en disputar y ganar esta final contra el Al Hilal

.

Abe es un futbolista que acumula muchísima experiencia, y por tanto perfectamente consciente de las cualidades de su adversario en vísperas del choque que decidirá el torneo. El Al Hilal es el único equipo que todavía no sabe lo que es perder durante esta campaña.

En el partido de ida, ante su público, dominó la posesión del balón y creó numerosas oportunidades de gol, aunque no pudo pasar del empate a 1-1, un resultado que deja la final totalmente abierta.

“El Al Hilal ha perdido muy pocos partidos en su liga nacional, y ninguno aún en la Liga de Campeones”, recuerda el capitán japonés. “Tiene muchos buenos jugadores, y es un equipo muy agresivo. Además, su entrenador, Ramón Díaz, conoce a los equipos de la J.League, porque jugó en el Yokohama Marinos”.

*La atmósfera especial de Saitama *Pero a pesar del registro del Al Hilal, Abe está convencido de que el rendimiento que caracteriza al Urawa en su feudo proporcionará a los locales una ventaja psicológica en este duelo.

En 2007, el Urawa se mantuvo invicto en el estadio de Saitama y logró su primer título asiático, y también presenta una trayectoria impecable en casa esta campaña, con un pleno de seis victorias.

  • ¿Sabías que el Urawa Red Diamonds fue tercero en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2007? Tienes más detalles aquí.

“Cuando ganamos la edición de 2007, el ambiente de Saitama era increíble”, apunta Abe, autor de un gol crucial frente al Sepahan iraní en la final entonces. “Recuerdo el gol que marqué. En aquel momento me alegré muchísimo, por supuesto. Pero ahora no podemos dormirnos en los laureles, así que procuro no pensar en el pasado”.

Las tablas y el gol logrado en la ida proporcionan una ligera ventaja al Urawa, ya que los hombres de Takafumi Hori pueden imponerse en el resultado global de la eliminatoria con un empate a ceros. Y después de esforzarse tanto para igualar un partido que el Al Hilal dominó ampliamente, Abe está deseando ofrecer ahora a su público un gran desempeño.

“Siendo sinceros, en la ida lo pasamos mal”, admite. “Fue un partido a domicilio que, en mi opinión, nos resultó complicado. Pero cuando juguemos en casa lo haremos mejor. No repetiremos los errores que cometimos. En este aspecto, estamos mejorando partido a partido”.

“Esta temporada ha habido cambios en el cuerpo técnico del club, pero tengo la impresión de que con el nuevo entrenador, Hori, el conjunto va gradualmente a más”, concluye.

5 duelos clásicos continentales en el emblemático estadio de Saitama, escenario del partido de vuelta de la final de la Liga de Campeones de la AFC este sábado.

Notas recomendadas

Copa Mundial de Clubes de la FIFA

Liga de Campeones de la AFC: Al Hilal 1-1 Urawa Re...

18 nov. 2017

Copa Mundial de Clubes de la FIFA

Al Hilal y Urawa Red definirán en la vuelta (1-1)

18 nov. 2017

Copa Mundial de Clubes de la FIFA

Kharbin: el Mundial de Clubes para recuperar la sonrisa

16 nov. 2017