Con 24 largos años de carrera a cuestas, poco le queda por cumplir al veterano mexicano Óscar Perez. Pero la vida da mil vueltas y, con 44 años de edad y todavía en buen nivel bajo los tres palos, el Conejo está a las puertas de una de esas grandes metas: jugar la Copa Mundial de Clubes de la FIFA.

“Estoy emocionado e ilusionado por poder participar en un Mundial de Clubes. No había tenido la fortuna de estar en ninguno y hoy tengo esa posibilidad. Voy a tratar de disfrutarlo y dar lo mejor de mí”, apunta en una plática en exclusiva con FIFA.com.

Algunos números:

  • Nació el 1 de febrero de 1973 en Zapotlán de Juárez, México (44 años)
  • Altura: 1,72 m
  • Debut: 1993 (Cruz Azul)
  • Participaciones en:
    - Copa América: 4 (1995, 1999, 2001 y 2004)
    - Copa FIFA Confederaciones: 2 (1997, 1999)
    - Copa Oro: 4 (1998, 2000, 2003, 2009)
    - Copa Mundial de la FIFA™: 3 (1998, 2002, 2010)

Su gran paso por el fútbol mexicano lo convierte naturalmente en referencia en el vestuario del Pachuca. Y no duda usar su posición de líder para aconsejar a los más jóvenes de los Tuzos.

“Yo les digo que son partidos de un grado de dificultad muy alto; de calidad futbolística importante. Tenemos que llegar muy bien preparados, tanto física como mentalmente. El primer partido es fundamental. Estamos hablando de que nos vamos a enfrentar a los mejores del mundo, entonces debemos hacer juegos perfectos”.

Su meta es seguir trascendiendo. Y por eso valora mucho lo que está a punto de vivir. “Es un honor el poder, a pesar de todo el tiempo que llevo jugando, tener la posibilidad de encarar una justa como esta. Es algo de lo más importante en mi carrera”.

Su motivación frente a sus importantes futuros rivales:
"Todos los días de mi carrera he tratado de prepararme para intentar ser el mejor y enfrentar a los mejores. Si algo me motiva y me saca el plus, es enfrentarme a jugadores de esa calidad y nivel; eso hace que me crezca. Quiero medirme contra ellos porque están en lo más alto del fútbol mundial".

Sobre su retiro:
"El final de mi carrera está cerca. Pero voy día a día. Hace seis meses dije que probablemente me iba después del Mundial de Clubes. Pero llega y te das cuenta de que todavía puedes competir y que tienes buen nivel de rendimiento. Todo eso me motiva a seguir adelante. No sé qué va a pasar. Quiero ver cómo termino el Mundial y ver qué nivel puedo alcanzar para ver qué sigue. Hoy me siento muy bien".

Su cuenta pendiente:
"Me hubiera gustado haber participado en unas Olimpiadas, pero no tuve oportunidad de hacerlo; nunca se me dio. Me quedé con esa inquietud, pero tampoco es una obsesión. Estoy bien con lo que me ha tocado y ahora voy a seguir disfrutando lo que me queda".

¿Sabías que… ?

  • En caso de jugar en el torneo, Óscar Pérez, con 44 años, se convertiría en el jugador con más años en disputar la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. El récord lo ostentaba el fallecido Miguel Calero (39 años), también arquero del Pachuca y quien disputó los Mundiales de Clubes de 2007, 2008 y 2010.

Eternamente joven
"Solo me queda agradecerle a Dios y a la vida que me han permitido mantener mis condiciones. Porque he tenido compañeros que fueron muy virtuosos y al final la edad los alcanza y no les permite más. Los cuidados personales son fundamentales. Buenos descansos, buena comida y una buena dosificación de trabajo. No hay secretos. Yo lo aprendí de un técnico que me ayudó mucho y me dijo: Hay que vivir para el fútbol y no del fútbol. Eso me lo llevé a casa y siempre lo he tratado de aplicar. Vivo para el fútbol al 100%. No escatimo en entregarme".