• La Juventus llega a su sexta final desde 1995/1996
  • El partido decisivo se jugará el 3 de junio en Cardiff
  • Kylian Mbappé, jugador más joven en marcar en una semifinal

La Juventus se transformó este martes 9 de mayo en el primer finalista de la edición 2016/2017 de la Liga de Campeones de la UEFA al vencer en Turín al AS Mónaco por 2-1. La final se jugará en Cardiff, Gales, el 3 de junio, y clasificará al campeón a la Copa Mundial de Clubes de la FIFA EAU 2017.

El croata Mario Mandzukic y el brasileño Dani Alves fueron los autores de los goles de la Vecchia Signora, que completó un global de 4-1 tras el triunfo en la ida por idéntico marcador al de esta noche. Será la sexta final desde la temporada 95-96 que jueguen los italianos. Perdieron cuatro de ellas.

El AS Mónaco comenzó preocupando a los locales con un par de aproximaciones peligrosas al área, pero a medida que fueron pasando los minutos la Juve se afirmó en el campo y el trámite fue todo bianconero.

Danijel Subasic sacó una mano espectacular para evitar el 1-0 en un mano a mano ante Mandzukic, pero Mario ganó el siguiente duelo de compatriotas: centró Alves desde la derecha, cabeceó el delantero, dejó el rebote corto el arquero y el balcánico abrió el marcador a los 33 minutos. 

Si el Mónaco quería irse al descanso para pensar mejor el complemento, Alves no lo dejó: el lateral metió un derechazo espectacular después de un rechace corto de la defensa monegasca y a los 44 minutos prácticamente definió el pleito. Su influencia en la serie fue gigante: un gol y tres asistencias.

Mbappé, a los libros
El segundo tiempo sirvió para que Kylian Mbappé descontara a los 69 minutos y se convierta, con 18 años y 140 días, en el jugador más joven en la historia del certamen en convertir en una semifinal. Superó al nigeriano Obafemi Martins, que marcó a los 18 años y 197 días en 2003 al AC Milan jugando para el Inter.

El francés también igualó al español Raúl González, que convirtió 6 goles en la Champions League antes de cumplir los 19 años. 

El tanto quebró la racha invicta de Gianluigi Buffon y la dejó en 600 minutos, la quinta mejor marca de la historia sin contar las etapas clasificatorias. Quedó lejos de los 853 del alemán Jens Lehman con el Arsenal.

La Juventus espera al ganador de la restante semifinal, que completarán el Atlético de Madrid y el Real Madrid el miércoles en el estadio Vicente Calderón.