Real Madrid se convirtió en el primer equipo en retener el título de campeón de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA al vencer en la final de EAU 2017 a Grêmio por 4-1 el 16 de diciembre.