El argentino Darío Benedetto centró para la aparición siempre inquietante de Oribe Peralta y el delantero definió para el 1-0 parcial del CF América sobre el Guangzhou Evergrande por los cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA Japón 2015.