Los "rossoneri" vencieron a los argentinos con claridad en la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2007 gracias a los goles de 'Pippo' Inzaghi, en dos ocasiones, Kaká y Alessandro Nesta.