Aunque oficialmente no recibió el título de villa hasta 1726 y no se convirtió en la capital de Ceará hasta 1799, Fortaleza debe su nombre al periodo comprendido entre 1637 y 1654, cuando estuvo bajo el control de los holandeses, que construyeron el Fuerte Schoonenborch.

Bendecida con 34 kilómetros de hermosas playas, Fortaleza ha sido durante años uno de los principales destinos turísticos del nordeste de Brasil. Además, se ha convertido en un importante centro económico y en un área metropolitana densamente poblada: más de 2,4 millones de personas residen en sus 313 km².

La mayoría de las atracciones turísticas de Fortaleza se encuentran en sus playas: la Praia do Futuro es popular por sus barracas (sencillos quioscos-restaurante construidos sobre la arena, que sirven marisco fresco típico de la región), mientras que la de Iracema es famosa por sus bares y locales nocturnos. También está el más bucólico arenal de Mucuripe, desde el que los pescadores se adentran en el mar con sus jangadas (pequeñas embarcaciones hechas de madera). La avenida Beira Mar, que se extiende a lo largo del litoral, alberga diariamente una feria de artesanía tradicional y en ella se encuentran algunos de los mejores locales para bailar forró, ritmo típico del nordeste de Brasil.

Durante décadas, Fortaleza ha invertido en infraestructuras para el turismo y en nuevas atracciones como el Centro Dragão do Mar de Arte y Cultura y el Beach Park, el mayor parque acuático de Brasil, que cuenta con vanguardistas toboganes repartidos en una superficie de 35.000 m².

Fútbol
Dos de los clubes más populares del nordeste de Brasil tienen su sede en Fortaleza: el Ceará Sporting Club y el Fortaleza Esporte Clube. A lo largo de la historia, estos dos equipos se han repartido las lealtades de los aficionados del estado de Ceará, además de los títulos estatales.

Sus dos equipos han ofrecido actuaciones memorables también en las competiciones nacionales: el Ceará se proclamó subcampeón de la Copa de Brasil en 1994, tras perder en la final con el Gremio, y alcanzó las semifinales en 2005, mientras que el Fortaleza fue segundo de la Taça Brasil (competición predecesora del Campeonato Brasileño) en dos ocasiones (1960 y 1968).

La ciudad de Fortaleza cuenta con dos estadios que albergan los partidos del Ceará, el Fortaleza y el Ferroviário Esporte Clube: el estadio Plácido Castelo, de propiedad estatal, con capacidad para 58.000 espectadores, también conocido como el Castelão; y el Presidente Vargas, de propiedad municipal. El Castelão está ha sido remodelado para albergar a 64.000 aficionados durante Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.