Recife es la capital del Estado de Pernambuco, en el noreste de Brasil, y el centro de la cuarta área metropolitana más grande del país, una conurbación de otras trece ciudades, que incluye Olinda, con 3,7 millones de habitantes. Debido a su importancia económica para la región, suele llamarse a la urbe "la capital del noreste".

Las historias de Recife y Olinda transcurren de forma paralela. Durante varios años, Recife ("arrecife", en portugués) existió esencialmente como el puerto que conectaba la localidad de Olinda con el Atlántico. El crecimiento de Recife recibió un gran impulso con la presencia de los holandeses en el noreste de Brasil. Como reflejo del dominio de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales, Mauricio de Nassau desembarcó en Recife en 1637 y ordenó la construcción de puentes, canales y atracaderos en lo que entonces se conocía como Mauritsstad (Ciudad Mauricio), la capital de las colonias neerlandesas en América. La etapa de Mauricio de Nassau sólo duró hasta 1644, pero Recife heredó su patrimonio arquitectónico, que acabaría dándole el sobrenombre de "la Venecia brasileña".

Entre las playas más impresionantes que rodean la capital estatal figuran Boa Viagem, uno de los arenales urbanos más famosos de la región, y Porto de Galinhas, que se encuentra entre los principales destinos turísticos del país, situada a unos 70 kilómetros de Recife.

Sin embargo, debido a la presencia holandesa y a varios acontecimientos que marcaron su devenir, además del clima tropical y de las espectaculares playas de que goza la costa nororiental de Brasil, la región de Recife también es prolífica en símbolos históricos, como el Fuerte Orange y la propia ciudad de Olinda, que la UNESCO declaró patrimonio de la humanidad en 1982.

No hay mejor época para conocer de cerca las tradiciones de Recife y Olinda que el carnaval, cuando los ritmos del frevo y el maracatu se apoderan por completo de ambas ciudades y encienden desfiles callejeros como el del Galo da Madrugada ("gallo de la madrugada"), que cada año saca a dos millones de personas a las calles.

Fútbol
Es difícil encontrar otra ciudad en Brasil tan apasionada por el deporte rey como Recife. Y no es sencillo determinar cuál de los tres principales equipos del Estado de Pernambuco dispone de una afición más entregada: Sport Club do Recife, Santa Cruz Futebol Clube o Clube Náutico Capibaribe.

Los tres han conocido momentos de gloria en el fútbol brasileño, aunque el Sport destaca ligeramente sobre sus rivales gracias a dos importantes títulos: el Campeonato Brasileiro de 1987 y la Copa do Brasil de 2008.

Sport, Santa Cruz y Náutico disponen de sus propios estadios privados -Ilha do Retiro, Arrudão y Aflitos, respectivamente-, pero el gobierno estatal de Pernambuco ha decidido construir un estadio nuevo y más moderno que cumpla todos los requisitos para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014: el Arena Pernambuco, que se levantará en el área metropolitana de los alrededores de Recife.