Nani: "Creer hasta el último momento"
© AFP

El atacante portugués Nani afirmó en una rueda de prensa que cree que Dinamarca, rival de su equipo el miércoles 13 de junio en Lviv, en la segunda jornada del grupo B de la Eurocopa, jugará "a la espera" e intentando mantener su seguridad defensiva.

Los daneses tendrán la tranquilidad de su triunfo de la primera jornada por 1-0 ante la subcampeona mundial Países Bajos, mientras que los lusos jugarán con la urgencia que provoca la derrota en el primer compromiso, por idéntico resultado, ante Alemania.

Nani cree que los daneses jugarán de manera "inteligente" y no precisamente "al abordaje".

"El partido contra Dinamarca es muy importante porque sabemos que es un partido que hay que ganar como sea, porque así quedaríamos en una situación más cómoda y sólo dependeríamos de nosotros mismos, ya que además hay un Alemania-Holanda después", explicó el delantero del Manchester United.

"Tenemos que intentar que nuestras ocasiones terminen bien. No hay que exigirnos muchos goles en este tipo de competición, nos basta con conseguir los goles necesarios (para ganar)", precisó.

El número 17 de la Selecçao no quiso hacer balance de los últimos partidos del equipo nacional, donde en los cinco encuentros más recientes ha sumado un triunfo, un empate y tres derrotas. "El pasado es el pasado", sentenció.

Por su parte, su compañero Miguel Veloso, centrocampista defensivo, admitió que nada está perdido y que hay que creer siempre en que el equipo va a pasar a cuartos de final hasta que matemáticamente sea imposible.

"Tenemos que ganar, pero si perdemos hay que recordar que en el pasado hubo equipos que pasaron de ronda con tres puntos. Siempre hay que creer, hasta el último momento", señaló el volante del Génova italiano.

Veloso piensa que un triunfo ante la Dinamita supondría "un punto de inflexión" para su equipo y que le daría la confianza necesaria para continuar adelante en el torneo.

"Dinamarca defiende con muchos jugadores atrás y trata luego de contraatacar. Mi principal tarea es ayudar a la defensa y si tengo que hacerlo contra los daneses, lo haré", subrayó.

Portugal estuvo cerca de evitar la derrota ante los alemanes, estrellando el balón dos veces en el palo, y la buena imagen ha ayudado a la hinchada lusa a ser más optimista en el grupo teóricamente más fuerte de la competición.