Portugal revive y Holanda se hunde
© Getty Images

Dos goles de Mario Gómez dejaron a Alemania a un paso de los cuartos de final de la Eurocopa 2012 y pusieron contra las cuerdas a Países Bajos, favorita hace meses y al borde de la eliminación en la actualidad, en una jornada, la segunda en el grupo B, en la que Portugal renació con un 2-3 a Dinamarca.

Nadie imaginaba a Holanda, subcampeona del mundo en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, tan cerca del fracaso en la primera fase del torneo europeo. No ha ganado ningún punto, sólo ha marcado un gol y sus opciones de supervivencia en la cita de Polonia y Ucrania 2012 se limitan a una victoria contra Portugal y a una derrota danesa con Alemania.

Incluso eso, dependiendo de la diferencia de goles, podría ser insuficiente para el equipo naranja, que sólo ha ganado tres de sus últimos nueve encuentros, después de perder contra el poder ofensivo de Alemania (2-1).

Ese resultado, cuatro días después de su inesperado tropiezo de la primera jornada frente a Dinamarca (0-1), prolongó su frustración en esta Eurocopa, doblegado por dos goles de Mario Gómez en 38 minutos, dos acciones que decantaron un duelo que se había movido con alternativas y ocasiones de los dos conjuntos hasta ese momento.

El asistente fue Bastian Schwensteiger. Primero observó su desmarque para ponerle frente al portero Maarten Stekelenburg, previo control de tacón del atacante y giro inalcanzable para los defensas (0-1, m. 23), y luego un pase suyo habilitó en el costado a Mario Gómez, que tomó la pelota e hizo el 0-2 con potencia (m. 38).

Una demostración de pegada del ariete y una solución para Alemania, que aguantó el triunfo ante la renovación, la obligación y el empuje de Holanda, con varias oportunidades ante un ágil Manuel Neuer y con un gol de Robin Van Persie, un trallazo desde fuera del área, que le dio emoción al choque en los últimos veinte minutos.

El conjunto de Joachin Loew ya avista los cuartos de final con seis puntos de seis posibles. Le vale con un empate para cerrar como líder la primera fase y sólo una derrota con Dinamarca y un triunfo de Portugal ante Holanda, también a expensas de los goles de cada uno, podría frenar su avance hasta la siguiente ronda.

Partido trepidante, victoria agónica
Suma tres puntos más que Dinamarca y Portugal. La selección lusa recuperó sus opciones con una victoria agónica. Su partido fue el resumen de sus altibajos de los últimos tiempos. Aunque a los 36 minutos mandaba por 0-2, con goles de Pepe y Helder Postiga, se complicó inexplicablemente un duelo que era suyo.

Un desajuste defensivo, culminado por Nicklas Bendtner de cabeza, dio vida a Dinamarca instantes del descanso y abrió una segunda parte con Portugal al frente, pero con demasiada incertidumbre para un equipo que había sentido el triunfo casi hecho y que a punto estuvo de despedirse de la Eurocopa 2012.

Porque primero perdonó a su oponente, en una tarde aciaga sobre la portería contraria de Cristiano Ronaldo, que lanzó siete veces a la meta rival, cuatro entre los tres palos y tres fuera, pero que se marchó del choque sin ningún gol y con una tarjeta amarilla, y porque Bendtner transformó de cabeza el 2-2 en el minuto 81.

Ahí se vio Portugal fuera de la Eurocopa. El empate no le apartaba definitivamente del torneo, pero sí convertía en una misión casi imposible su clasificación para cuartos de final, hasta que la aparición de Silvestre Varela, a pase de Fabio Coentrao, le rescató con el 2-3 en el minuto 86 del duelo en el estadio Arena de Lviv.

El atacante del Porto, que había entrado al campo sólo dos minutos antes en lugar de Raúl Meireles, falló al golpear en el primer remate, pero enganchó el siguiente para equilibrar la lucha por la segunda posición del grupo B entre Portugal y Dinamarca, tres puntos por detrás de Alemania, líder, y tres por delante de Holanda.