Triste despedida holandesa
© Getty Images

Cristiano Ronaldo fue el motor ofensivo de Portugal con un partido fenomenal ante Países Bajos (2-1), en el que marcó los dos goles de la clasificación para cuartos de final de su selección, segunda del grupo B, por detrás de Alemania,que venció por 2-1 a Dinamarca para pasar como líder del cuarteto.

Ya han quedado definidos los dos primeros emparejamientos de la siguiente fase. El próximo jueves, en Varsovia, abrirán esa ronda Portugal y República Checa, mientras que el viernes será el turno de Alemania, que se cruzará con Grecia por un puesto en las semifinales de la competición continental, en un duelo que se jugará en Gdansk.

Ahí no estará Holanda, que ha fracasado en esta Eurocopa. De indiscutible favorita al título a la eliminación. No ha sumado ningún punto en su grupo, con derrotas ante Alemania, Dinamarca y Portugal, sólo ha marcado dos goles y ha sido la gran decepción de un torneo en el que apuntaba a los primeros lugares.

Subcampeona mundial en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, Holanda no se despedía tan pronto de una Eurocopa desde hace 28 años, cuando ni siquiera se clasificó para la fase final. Desde entonces, había sido campeona en 1988, semifinalista en 1992, 2000 y 2004 y había sido eliminada en cuartos de final en 2008 y 1996. Ahora ni siquiera superó su grupo.

No le valió de nada su ventaja antes del primer cuarto de hora ante Portugal. En el minuto 10, una jugada individual de Arjen Robben y un tiro a media altura y colocado desde el borde del área de Rafael Van der Vaart, al palo contrario, reactivaron la autoestima de los naranjas, debilitada con dos derrotas seguidas.

Una sensación de dominio fugaz para Holanda, porque Portugal, liderada por la ambición y la potencia de Cristiano Ronaldo, se impuso a su rival en el terreno de juego. Primero el atacante del Real Madrid, en más de una ocasión, después Helder Postiga y más tarde Raúl Meireles transformaron en oportunidades el control luso.

Llegó el 1-1 de Cristiano Ronaldo, que había resumido las dos primeras jornadas de competición con ocho lanzamientos a puerta y ni un solo gol. Ya había fallado una ante Maarten Stekelenburg y había estrellado un balón al poste, pero no erró en su siguiente opción frente el guardameta holandés, al que batió por bajo en el minuto 28.

Tuvo dos más antes del descanso, una de ellas un impresionante trallazo lejano que despejó un ágil Stekelenburg. Delantero y guardameta fueron los protagonistas del segundo acto, en el que Holanda fue capaz de equilibrar el domino, pero no las ocasiones, de nuevo propiedad de Portugal, impulsada ofensivamente por Cristiano.

Dos acciones suyas, rematadas por Fabio Coentrao y Nani y detenidas por un espectacular Stekelenburg, fueron el anticipo del segundo gol de Cristiano Ronaldo, que culminó un contragolpe con elegancia. Paró la pelota en el área, regateó a un rival y puso el balón junto al poste, inalcanzable para el portero holandés.

Alemania, pleno de victorias
Así resolvió el choque y la clasificación a su equipo, que acompañará a Alemania en el viaje hacia cuartos de final. El conjunto germano cumplió ante Dinamarca (2-1) y aseguró la primera plaza del cuarteto, con tres victorias en otros tantos choques del grupo B y con la condición de favorito aún intacta.

La reedición de la final de la Eurocopa de 1992, conquistada por la 'Dinamita Roja', arrancó con alternativas y con dos goles, el primero para los germanos, en el minuto 18, en una jugada de Thomas Muller culminada en el área por Lukas Podolski, que celebró con gol sus cien internacionalidades.

El segundo, el 1-1, fue de Dinamarca instantes después (m. 24). Lo marcó Michael Krohn Delhi, el mismo futbolista que anotó el tanto de la sorpresa de Dinamarca contra Holanda, en la primera jornada. De cabeza, en una jugada de estrategia de saque de esquina, devolvía por ese momento las opciones de clasificación a su equipo.

Buscó Dinamarca la victoria, la única fórmula que le daba el pase a cuartos, una vez que Portugal empataba, primero, y ganó después a Holanda. Y encontró el triunfo Alemania, gracias a un gol de Lars Bender, que puso el 2-1 y la firma definitiva al trámite hacia cuartos de final del conjunto dirigido por Joachim Loew.