Rooney lleva a Inglaterra a cuartos (0-1)
© Getty Images

Wayne Rooney reforzó la selección de Inglaterra y dio el triunfo ante Ucrania al conjunto de Roy Hodgson, que dio un paso al frente en la Eurocopa 2012 al clasificarse como primera de su grupo para los cuartos de final.

El equipo inglés, que ha ido de menos a más, se encontró con el inesperado regalo sueco en Kiev, que supuso la derrota de Francia. Inglaterra evita a España, ahora emparejada con el equipo galo, y se verá las caras con Italia en el choque de cuartos.

Ucrania también acudió a la cita con opciones. Pero arrancó condicionado por la baja de Andrei Shevchenko, en el banquillo a causa de una dolencia en la rodilla, y urgido por la necesidad de triunfo, vía única para sobrevivir en su torneo. Dio sensación ambiciosa el cuadro de Oleh Blokhin, que cercó en su campo al conjunto inglés.

Roy Hodgson encontró alivio en el regreso al equipo de Wayne Rooney. Ha mantenido el tipo en el torneo Inglaterra. Pero el atacante del Manchester United, sancionado con dos partidos por agredir a un jugador de Montenegro en la última jornada de clasificación para la Eurocopa, supone un plus espiritual y de talento. Se vio en el partido.

Mandó Ucrania, que controló mientras pudo a Rooney. Oleg Gusev disparó desde la frontal alto. Fue una advertencia.

El cuadro inglés tiró del juego directo. Wayen Rooney tuvo la primera por alto, a centro de Steven Gerrard. También la siguiente. Mucho más clara. Cerca de la media hora, con un pase de Ashley Young que el atacante 'red' no está acostumbrado a fallar. Respiró Ucrania, que perdió fuelle y careció de contundencia a pesar de llevar la iniciativa.

Baldazo de agua fría
El Donbass Arena de Donetsk se quedó mudo con el tanto de Rooney al inicio de la segunda mitad en una acción llena de desgracias para los locales. Un pase de Gerrard fue rozado por dos zagueros, que llevaron al error al meta Andriy Pyatov. El delantero inglés, sobre la línea, empujó el balón a la red.

El tanto precipitó a Ucrania y agitó definitivamente el encuentro.

Pero todo se precipitó pocos minutos después. Inglaterra pudo sentenciar. Zlatan Ibrahimovic adelantó a Suecia en Kiev ante Francia y Marko Devic se plantó solo ante el meta Joe Hart y su disparo, repelido por el portero, fue sacado por John Terry cuando entraba. La pelota rebasó la línea de gol. Pero el árbitro no concedió el tanto, que hubiera supuesto el empate.

El choque se abrió del todo. Blokhin recurrió a Andrei Shevchenko, Artem Milevsky tuvo el empate de cabeza e Inglaterra empezó a disfrutar con los espacios que dejó su adversario a la desesperada y que Rooney no pudo explotar.

El equipo local perdió el orden. La entrada de Sergei Nazarenko y Bohdan Butko ampliaron la pólvora ucraniana pero deformaron el dibujo táctico presa de la precipitación.

Inglaterra se maneja mejor en situaciones como esta. Mantuvo la presión y dejó hacer a su adversario. Acumuló hombres atrás y vio más cerca un triunfo mayor que el empate de Ucrania.