Bierhoff: "Vamos por el buen camino"
© Getty Images

Oliver Bierhoff ya sabe lo que es ganar una Eurocopa. Es más, sabe lo que es echarse un equipo al hombro y definir por sí mismo un torneo de esas características. En la mente de los aficionados alemanes aún está fresco el recuerdo de aquel gol marcado en la prórroga a la República Checa que dio el título a la Mannschaft en la Eurocopa 1996

Por esa experiencia en la arena más importante del fútbol continental y por su posición de manager del seleccionado alemán, el exdelantero centro es una voz más que autorizada para comentar en exclusiva para FIFA.com el arranque del torneo para la escuadra germana y las posibilidades de conseguir el ansiado título que se le niega desde aquellos dos cabezazos suyos hace 16 años.

De menos a más
Pese a algunas críticas por parte de los medios, por lo ajustado de los marcadores, Bierhoff está muy satisfecho con las actuaciones hasta la fecha de la Mannschaft en el torneo. “Fue una gran primera fase para nosotros, porque terminamos en primer lugar de un grupo muy complicado y conseguimos ganar los tres partidos. Alemania suele partir en los torneos como uno de los grandes favoritos, pero eso se tiene que demostrar en la cancha. Creo que lo hicimos y por eso conseguimos estos buenos resultados”, consideró.

Para el subcampeón del mundo de 2002, hubo un punto de inflexión claro e importante, en el que el equipo pudo demostrar el potencial que se le anticipaba y despejar la mayoría de las dudas. “Creo que el partido ante Países Bajos fue trascendental, no sólo por haberle ganado a uno de nuestros máximos rivales sino porque se trataba de uno de los favoritos de la competición en el momento y lo hicimos con absoluto merecimiento. Por supuesto, también fue importante para nuestros fans, porque mostramos que podíamos hacerlo mejor tras un inicio complicado ante Portugal”.

Bierhoff, además, enfatizó la importancia de ir de menos a más, que, en su opinión, es lo que ha sucedido con Alemania y que, de seguir así, será una carta fuerte para la segunda fase de la competición. “Hemos ido mejorando partido a partido. Al final del primer encuentro, no es que hubieran dudas sobre nuestro desempeño, pero sí algunas preguntas. Creo que a partir de eso, por la manera en que se ha ido comportando el grupo, hemos hecho las cosas bastante mejor. Lo que sí está claro es que tenemos que mejorar si queremos ganar el título”, enfatizó.

Rumbo a la gloria europea
Puede parecer complicado que un equipo que lleva un registro perfecto hasta el momento en la competición, con pleno de victorias, tengo aspectos que mejorar. Pero el manager alemán sabe de lo que habla y detalla esas asignaturas pendientes de la Mannschaft: “Hemos estado bien en defensa, bastante sólidos y no hemos dejado muchos espacios a los equipos rivales. Pero nos falta mejorar en el contraataque, que es nuestra mejor arma, y debemos ser más fluidos en el juego”.

Además, como antiguo delantero centro, anotador de 37 goles en 70 partidos para Alemania, el factor ofensivo nunca dejará de parecerle fundamental. “Hay algo importante. Nos falta ser más decisivos en el área, aprovechar esas chances que estamos generando partido tras partido. De haberlo hecho en la primera fase, no hubiéramos sufrido en los momentos que lo hicimos. Pero siento que vamos por el buen camino: tres victorias en tres partidos, el boleto a la segunda ronda, no se puede pedir mucho más por el momento”.

Para terminar, Bierhoff analizó al próximo rival germano, e hizo un llamado contra el exceso de confianza. “Grecia es un rival importante, que se recuperó de un inicio incierto para clasificar a la segunda ronda. Además, fue campeón en 2004, y en ese torneo sorprendió a casi todos sus rivales que partían como favoritos. No va a ser un partido fácil, por supuesto, aunque tengo la confianza de que, por lo mostrado hasta ahora, podemos seguir avanzando”, concluyó con optimismo.