Los penales premian a Italia (0-0, 4-2 PEN)
© AFP

Italia derrotó 4-2 a Inglaterra por penales tras igualar sin tantos en los 90 minutos y 30 de alargue en Kiev, clasificándose así para las semifinales de la Eurocopa, en donde se cruzará con la temible Alemania por un lugar en la final del torneo continental. La otra semifinal la disputarán España y Portugal.

El héroe de la definición por penales fue una vez más el gigante Gianluigi Buffon, que le detuvo el penalti decisivo a Ashley Cole y luego Alessandro Diamanti puso el 4-2 en un ejercicio que sigue siendo fatídico para los ingleses, que han perdido seis y ganaron apenas una en fases finales de grandes citas.

En cambio, los italianos acceden a una etapa decisiva del torneo del modo que lograron su último título mundial, superando en penales a Francia en Alemania 2006.

Para los italianos anotaron Mario Balotelli, Andrea Pirlo, Antonio Nocerino, (Riccardo Montolivo falló), además de Diamanti, mientras que para los ingleses lo hicieron Steven Gerrard, Wayne Rooney y envió fuera Ashley Young.

La Nazionale, cuádruple campeona mundial y una vez de Europa (1968), había salido viva de una llave complicada gracias a dos empates 1-1 ante España y Croacia, y una victoria frente a Irlanda (2-0). Pero este triunfo le levantará la moral para el choque contra Alemania, con la que nunca perdió.

Por su lado, Inglaterra, que buscaba su segundo gran título internacional desde aquella Copa Mundial de la FIFA de 1966 logrado en Wembley, se marcha una vez más desmoralizada cuando parecía que era un pretendiente firme tras ganar el grupo D con victorias ante Suecia (3-2) y Ucrania (1-0), sumado al estreno con empate frente a Francia (1-1).

En el primer capítulo ambos equipos intentaron lastimarse pero no lo lograron por falta de puntería o alguna parada milagrosa de los porteros.

Buffon y Pirlo, claves
Las más claras estuvieron en los pies de Balotelli, muy activo pero fallón. En la primera se durmió en un mano a mano frente a Joe Hart y permitió el cierre in extremis de John Terry (26). En la segunda, debajo del arco elevó su remate después de que Cassano bajara un centro de Pirlo (42).

La Azzurra había avisado con un misil de zurda, que se estrelló en el palo izquierdo de Hart, del polifuncional Daniel De Rossi (4). Un minuto después perdonó Inglaterra y Buffon hizo otra de sus paradas históricas al detener un remate de Johnson desde el borde del área chica.

Los Pross, algo más replegados, iban al golpe por golpe y Wayne Rooney podría haber anotado con una palomita desviada tras centro de Glen Johnson (15) o Danny Welbeck, que después de una pared formidable con Rooney que lo dejó solo, levantó el remate.

La segunda parte sostuvo el ritmo. Italia dominaba y Hodgson intentó romper la inercia con un doble cambio, Carroll y Walcott adentro por Welbeck y Milner (61).

Algo de resultado le dio, porque la Azzurra bajó la presión y Ashley Yong (65) y Rooney (77) estuvieron cerca de desequilibrar el marcador.

El crack del Manchester United tuvo el último tiro de los 90 minutos, con una chilena fallida que dio paso al alargue. Era el primer partido de la Eurocopa que acababa en blanco de los 27 anteriores.

Ya en la prórroga, el ingresado Alessandro Diamanti, a los 100 minutos mandó un centro que se fue cerrando y dio en el palo derecho de Hart. Además, el árbitro anuló un gol por fuera de juego de Antonio Nocerino.

Terminó la prórroga con el marcador inicial de 0-0 y fue el turno de los penales, donde Italia se impuso y reservó plaza en las semifinales del torneo.