Del Bosque pone tres delanteros
© EFE

Vicente Del Bosque, seleccionador español, no dio ninguna pista del equipo titular que tiene en mente para enfrentarse a Italia en la final de la Eurocopa 2012, y aseguró que va "a jugar con tres delanteros", sin confirmar si será con un punta nato o un "falso nueve".

El juego psicológico de la final comenzó en rueda de prensa. Si el seleccionador italiano adelantó que no apostará por defensa de cinco hombres, como hizo en su estreno de la Eurocopa ante España, Del Bosque le respondió con cierto grado de ironía. "Vamos a jugar con tres delanteros".

Y es que para el seleccionador español los dos extremos que atacan hacia dentro, Andrés Iniesta y David Silva, son dos delanteros más, junto al jugador que juegue en punta. No desveló si será Cesc Fábregas, siguiendo en su apuesta por un falso nueve, o un punta puro como Fernando Torres, Álvaro Negredo o Fernando Llorente.

"Falta un entrenamiento, tomaremos la mejor decisión sobre la alineación para este partido", aseguró. "Vamos a jugar con tres delanteros. Tienen la obligación de atacar y de defender. Vamos a jugar con gente adelantada con posibilidades de hacer gol".

Piensa Del Bosque que la selección italiana no tocará el dibujo táctico que le ha llevado a la final. "El día que nos enfrentamos a ellos, para mí no jugaron con cinco defensas. Es una opinión. Ellos juegan de una forma, me imagino que van a mantenerla en una final en la que se juegan todo. Espero que repitan aquello que han hecho durante los partidos y que les ha llevado a la final".

Lo que es seguro es que el mando de la selección española lo llevará Xavi Hernández. Pese a que ha estado alejado del nivel que mostró hace cuatro años en la Eurocopa 2008, en la que fue nombrado mejor jugador, el seleccionador defendió lo que aporta a un equipo al que ha inculcado el estilo.

"Xavi es muy difícil que juegue mal. Siempre juega bien. Aporta su talento, es solidario, piensa en el equipo. Es de los que marca nuestro estilo de juego, marca nuestra forma de jugar". 

Culminar un ciclo
Del Bosque destacó que se juegan "el trabajo de muchos años" y la posibilidad de "culminar un ciclo" en el que ya han ganado una Eurocopa y un Mundial.

"Nos jugamos el trabajo que venimos haciendo muchos años en la selección española. Nos gustaría culminar este ciclo con una victoria ante una Italia que ha cambiado, que termina muy bien y merece estar en esta final", manifestó en rueda de prensa en el Olimpico de Kiev.

Como hizo el capitán Iker Casillas, Del Bosque tampoco aceptó el favoritismo que se quiere trasladar a la selección española. Recordó que Italia es una selección con gran historia y que ha crecido desde que Cesare Prandelli le ha inculcado una nueva mentalidad.

"No podemos mirar para atrás ni hacer caso a los antecedentes, pero Italia es cuatro veces campeón del mundo. En el presente, en este torneo, estamos al cincuenta por ciento porque hemos llevado vidas paralelas. Hemos partido del mismo grupo, nos hemos clasificado por penaltis, ellos en cuartos y nosotros en semifinales. No creo que a priori haya gran diferencia", valoró.

En la final, los capitanes de las dos selecciones son los porteros, Iker Casillas y Gianluigi Buffon. Del Bosque tuvo palabras de elogio para ambos.

"Llevan una trayectoria extraordinaria los dos. Nuestro capitán es un ejemplo de comportamiento desde muy joven, estamos encantados con él. Buffon para su país es prácticamente igual. Tienen mérito deportivo y personales extraordinarios", reconoció.

La clave del físico
En la final, para el seleccionador español va a ser clave el físico. España tiene un día más de descanso que su rival, pero Del Bosque ha repartido menos los minutos entre sus jugadores.

"Hay un factor físico que influye en el partido. El que llegue en mejores condiciones y se haya recuperado mejor, tiene algo ganado. Es un factor más. Está junto a la técnica, el juego y la fortuna necesaria que se necesita para ganar", valoró.

De su rival destacó que un equipo "que tiene a Pirlo, Marchisio y Montolivo juega al fútbol y tiene estilo". Entre ellos, Pirlo opta a mejor jugador del torneo como favorito por Italia. En España el señalado por todos es Andrés Iniesta.

"Seguramente que el que lo reciba tendrá que ver con aquel que salga campeón, con el equipo que salga victorioso del torneo. Aunque puede ser que haya uno que haya perdido que sea el mejor", dijo el técnico salmantino.

Del Bosque dejó un mensaje a horas de poder hacer historia, mostrando máximo respeto al legado de Luis Aragonés. "No nos podemos quedar parados. El fútbol va avanzando y se ha producido un cambio de jugadores en esta selección. El núcleo es el mismo. No hemos querido borrar ninguna huella del pasado".

"Lo que ha conseguido esta selección está ahí. Generalmente los éxitos pueden debilitar en el futuro, pero tenemos un grupo de jugadores avezados que saben lo que es este deporte. No hemos perdido ni un ápice del espíritu competitivo. Y gente joven como Piqué, Mata, Busquets o Llorente han llenado de ilusión a este grupo", añadió defendiendo que ninguno de sus jugadores se ha cansado de ganar.