David Silva: "Una sensación inigualable"
© AFP

David Silva está feliz. El extremo de la selección española acaba de conseguir lo que cualquier futbolista apenas puede atreverse a soñar: ganar uno de los títulos más importantes del fútbol marcando un gol en la final. Pero no sólo eso, el triunfo en la Euro 2012 le sigue al título ganado en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, al que se suma además el campeonato de la Liga Premier conseguido con el Manchester City.

Así, el canario tiene el mundo a sus pies y, apenas salido del histórico encuentro en el que España venció a Italia 4-0 en el Estadio de Kiev, con simpatía y muy buen humor se dio tiempo a charlar en exclusiva con FIFA.com sobre sus sensaciones del momento, además de sus retos y sueños para la próxima temporada. 

David, vive un momento inolvidable. Ganó una Eurocopa, marcó un gol en la final, ¿qué más se puede pedir?
¡Pues no mucho más! He tenido la suerte de hacer el primer gol, que nos ha ayudado para abrir el camino y tener más opciones. Sabíamos que era fundamental marcar primero e hicimos énfasis en eso antes del juego, por ello salimos lo más ofensivos posible desde el arranque y por suerte lo logramos.

Quizá el jugador más bajito de España y marcó de cabeza…
Que no, que no, ¡que no soy el más bajito! Eso tampoco (risas). Pero sí, estuve en el momento justo, vi cómo se desarrollaba la jugada y sentí que tenía que esperar un poco por el pase de Cesc en diagonal. Y así sucedió, fue todo muy rápido pero salió como lo había imaginado.

Fue, además, un triunfo inobjetable de España
Totalmente. En general las finales son muy cerradas, se suelen definir por un gol o por detalles mínimos. Estamos conscientes de que no es nada fácil ganar un partido así por una diferencia tan grande y creo que esa es una de las razones por las que estamos tan contentos. Nuestro esfuerzo se vio realmente recompensado y eso no es tan común en el fútbol.

¿Jugar con un equipo más abierto como Italia les resulta más sencillo que contra un rival ultra defensivo?
Sí, la verdad es que se nos facilitó. Cuando jugamos contra equipos más defensivos nos cuesta trabajo porque hay que tener paciencia y entender que se va a sufrir. Aquí sabíamos que Italia saldría a atacar, no sólo por su estilo sino porque en una final no te puedes guardar realmente, tienes que buscar la victoria. Estábamos conscientes de ello.

¿Fue importante haber enfrentado a Italia antes durante el torneo? ¿Qué cambió de un juego al otro?
Era el primer partido de grupo, y en esas instancias los equipos suelen reservarse un poco más, me parece que ellos estuvieron un poco más cerrados esa vez. Y algo muy importante para nosotros es el campo, hoy estaba mucho más rápido y más bajito, y eso es fundamental para nuestro estilo, así que nos ha venido muy bien.

España tuvo menos posesión que otras veces, ¡incluso en la primera mitad Italia tuvo más! ¿Fue algo planeado?
Para nada, ha salido el partido así. También tuvo que ver con que nos adelantamos en el marcador y ellos tuvieron que presionar para empatar. Creo que lo entendimos bien y nos dimos cuenta que nos podía funcionar el salir a la contra, y en ese sentido nos ha salido un partido completo, aunque haya sido un poco por las circunstancias y no tanto porque lo hayamos planeado así.

Este equipo ha hecho historia ganando tres títulos grandes de forma consecutiva, ¿cuál es el secreto para mantener la motivación?
Es que las ganas de títulos nunca se acaban, la sensación del triunfo es completamente inigualable. Y entonces afrontas los torneos con la intención de repetir esas emociones. Y además, desde un punto de vista individual, tienes que buscar mantener el puesto. En España cada generación parece ser mejor que la anterior y si uno baja la guardia, ya hay otro listo para sustituirlo. Hay que estar siempre a tope, y eso te lleva a conseguir los mejores resultados.

¿Qué sigue para ustedes?
Ahora toca celebrar, primero con los aficionados, que estuvieron siempre con nosotros. Obviamente en España, pero también aquí en Ucrania y Polonia, donde tuvimos un aliento excepcional en cada partido, fue impresionante. Y después toca descansar y disfrutar con nuestras familias, que ya nos están esperando.

¡Pues vaya temporada! Y después cambiar el chip y repetir el título de la Premier con el Manchester City…
Sí, claro, es una doble motivación. Va a ser una temporada dura, larga, con equipos como el Manchester United, el Chelsea o el Arsenal, que están acostumbrados a pelear y a los que no debe haberles hecho mucha gracia que hayamos ganado la liga. Y además viene la motivación de la Champions League. Esperemos ganar uno o dos títulos por lo menos, como hemos hecho en estos últimos años.

Para terminar, y aprovechando su experiencia en tierras inglesas, ¿qué opina de la selección de ese país? ¿Por qué no termina de imponerse en los grandes torneos?
Inglaterra tiene un grandísimo equipo, pero no ha tenido muchísima suerte. Tiene jugadores de grandísima calidad que en algún momento van a ganar algo. Es cuestión de tiempo, pero lo que seguro pasará es que van a estar peleando ahí, entre los mejores.