España vuelve a tocar el cielo
© Getty Images

Al vencer a Italia (4-0) en la final de la UEFA EURO 2012, España ha conseguido una extraordinaria triple corona: es la primera selección en la historia del fútbol que conquista tres grandes torneos consecutivos, tras adjudicarse la UEFA EURO 2008 y la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™.

Los hombres de Vicente del Bosque volvieron a hacer valer su juego de circulación constante del balón, al primer toque, realizando una final perfecta frente a una formación italiana que, pese a su velocidad, fue en todo momento incapaz de cerrar el juego.

España, en calidad de vigente campeona del mundo, e Italia, finalista de esta Eurocopa, están clasificadas para la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013.

El campeón
España fue de menos a más. Supo administrar sus recursos con pericia, hasta el punto de dar la impresión de estar embotada al principio. Pero, en la final, la Roja recuperó de golpe su fútbol colorista, sus pases milimétricos y sus imparables aceleraciones. El cuadro de Del Bosque actuó sin un delantero centro puro, y se apoyó, como de costumbre, en el tándem del Barcelona Xavi-Andrés Iniesta —sin parangón actualmente—, en un entonadísimo David Silva y en la visión de juego de Jordi Alba.

Sin embargo, no hay que llamarse a engaños. Las principales características de los españoles son su juego combinativo y su ataque, aunque también dispone de una defensa tremendamente correosa, que únicamente recibió un gol durante toda la Eurocopa, y ninguno en sus diez últimos partidos de eliminación directa en un gran torneo. A dos años de la próxima Copa Mundial de la FIFA, ha vuelto a demostrar que posee un gran margen de ventaja sobre sus rivales, y está en condiciones de aspirar a encadenar un increíble cuarteto de títulos.

El otro finalista
Italia, aletargada desde que ganó la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006, ha sido el equipo revelación de la Eurocopa 2012, desplegando además un fútbol atractivo que representa una ruptura con su historia. Aunque el equipo no consiguiese alzar el título, la atrevida apuesta ofensiva de Cesare Prandelli funcionó. Andrea Pirlo, al igual que Mario Balotelli, no rindió al nivel esperado en la final, pero ha desempeñado un papel determinante en el renacer de los Azzurri. El tanteo de la final resultó sin duda abultado, aunque las lesiones de Giorgio Chiellini y Thiago Motta fuesen un factor a tener en cuenta. Es posible que simbolice el peso del trabajo que espera al seleccionador italiano durante los dos próximos años.

Las lecciones
Las sorpresas positivas
Además de Italia, pocos aguardaban que Portugal llegase tan lejos. Los pupilos de Paulo Bento tuvieron primero el mérito de hacerse con la segunda plaza de la liguilla considerada más difícil, para luego caer en semifinales a manos de la mayor experiencia y el dominio de los campeones del mundo. La República Checa y Grecia también cuajaron un buen torneo, con un puesto en cuartos de final, mientras que una sólida Croacia, superada en la fase de grupos por los dos finalistas, puede que mereciese mejor suerte.

Las sorpresas negativas
En el apartado de las decepciones, destacan indiscutiblemente los Países Bajos, finalistas de la última Copa Mundial de la FIFA con el mismo equipo que acaba de registrar, dos años más tarde, tres derrotas consecutivas en la competición europea. Los neerlandeses se mostraron perdidos en todo momento. Alemania, que obtuvo tres victorias en el grupo en teoría más complicado, hincó de nuevo la rodilla de forma agónica. La generación dorada de Joachim Loew, que siempre responde en las grandes citas, volvió a irse de vacío tras ser neutralizada por su bestia negra, Italia, a la que nunca ha vencido en una gran prueba. La Mannschaft debe encontrar ahora el modo de combinar de manera eficaz su nuevo estilo con el hambre de triunfos que siempre la ha caracterizado. También desilusionó Rusia, semifinalista en 2008, eliminada en la primera ronda pese a derrotar a la República Checa (4-1), que terminaría primera de grupo.

Sin sorpresas
Inglaterra, lastrada por numerosas ausencias, sorprendió agradablemente, aunque sucumbió con honor en los penales de un espectacular duelo de cuartos de final frente a Italia. Francia, todavía traumatizada por su estrepitoso fracaso en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, no logró confirmar su resurgimiento. Con todo, su eliminación en cuartos contra España, se corresponde con la posición que ocupa en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola. Aun así, el sucesor de Laurent Blanc tendrá que emplearse a fondo para reactivar un plantel psicológicamente frágil.

Por último, la actuación de los dos países organizadores, Polonia y Ucrania, supuso un pequeño desencanto. Si bien efectuaron un notable esfuerzo, no pudieron franquear la primera fase.

Las estrellas
Resulta difícil destacar a un jugador en el extraordinario plantel de España, con la excepción quizás de Andrés Iniesta, por su rendimiento global, y de Jordi Alba, símbolo de la nueva generación. En el bando italiano, además del incombustible Pirlo, Gianluigi Buffon volvió por sus fueros, y muchos jóvenes pisan cada vez más fuerte.

Por su parte, Cristiano Ronaldo lo tenía todo para erigirse en estrella de esta Eurocopa, pero su compañero del Real Madrid Álvaro Arbeloa lo conocía demasiado bien como para concederle el más mínimo espacio en la semifinal. El astro portugués tuvo que contentarse con un balance de tres goles y 15 disparos entre los tres palos. El sueco Zlatan Ibrahimovic exhibió un nivel similar, y marcó en la meritoria victoria por 2-0 de los suyos sobre Francia, aunque no bastó para dar la clasificación al conjunto escandinavo.

Aunque contó con el cariño de todo un pueblo y tuvo un comienzo arrollador, Andriy Schevchenko (2 goles) no pudo clasificar a Ucrania. Lo mismo le ocurrió a la Rusia de Andrei Arshavin (3 asistencias) y Alan Dzagoev (3 goles).

¿Sabías que…?
Miroslav Klose se convirtió en el primer futbolista que ha disputado cinco semifinales de un gran certamen. A pesar de este dato, el delantero ha tenido que contentarse con dos subcampeonatos, el de la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002 y el de la UEFA EURO 2008.

Números que hablan
22:
los goles marcados de cabeza durante la fase final, un 32%, en contraposición al 19% de 2008.

La frase
“La Copa Confederaciones es la antesala del Mundial, una buena oportunidad de evaluar el nivel de algunos equipos, sobre todo el de Brasil. También es el único título que me falta…”, Iker Casillas, guardameta y capitán de la selección española.

"La clasificación de Italia para la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013 es un logro fantástico para nuestro equipo y el trabajo del míster Prandelli. Empezamos un nuevo ciclo hace apenas dos años, tras nuestra temprana eliminación en Sudáfrica 2010, y trabajamos muy duro para permitir que el fútbol italiano volviera al nivel que su historia se merece. Los recientes logros del equipo en la Eurocopa amplían nuestras perspectivas de modo significativo, ya que nos dan la oportunidad de jugar contras las mejores selecciones y edificar nuestro futuro con miras a Brasil 2014".
Gianluigi Buffon, portero y capitán de la selección italiana.

Clasificación final
1 - España *
2 - Italia *
3 - Portugal y Alemania
5 - Inglaterra, República Checa, Francia y Grecia

Goleadores
1 - Fernando Torres (ESP; 3 goles, 189 minutos)
2 - Alan Dzagoev (RUS; 3; 253)
3 - Mario Mandzukic (CRO; 3; 270)
4 - Mario Gómez (GER; 3; 282)
5 - Mario Balotelli (ITA; 3; 421)
6 - Cristiano Ronaldo (POR; 3; 480)

* Clasificadas para la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013