Traore: "No podemos confiarnos"
© AFP

La selección de Malí ocupa el tercer puesto en la tabla de clasificación continental de camino a la Copa Africana de Naciones que en enero se celebrará en Sudáfrica. Sin embargo, sus integrantes se han conjurado para no dar nada por hecho en la fase final del campeonato. Mahamane Traore, mediocampista del OGC de Niza, ha explicado a FIFA.com que el equipo no piensa subestimar la valía de sus rivales del Grupo B, Ghana, Níger y la RD del Congo. "Todos sabemos que Ghana tiene un equipo muy potente. Perdimos contra los ghaneses el año pasado, y luego nos impusimos a ellos en el partido por el tercer puesto. Los dos equipos nos conocemos muy bien. Intentaremos ganarles en la primera vuelta, para terminar la fase de grupos en lo alto de la tabla”.

"En cuanto a Níger y la RD del Congo, la gente me dice que lo tendremos fácil, pero sería un error creérselo demasiado. Nunca hay que confiarse. Si esos equipos se han clasificado es porque son muy buenos".

El mediocampista, de 24 años, que empezó su carrera en el Cercle Olympique de Bamako, la capital de Malí, antes de fichar por el Niza en 2005 a los 17 años de edad, tuvo que renunciar al combinado nacional en la fase final de la Copa de Naciones celebrada en Gabón y Guinea Ecuatorial a principios de año. Una lesión le impidió formar parte de la selección que quedó tercera en la competición. "Yo tuve mala suerte, pero el equipo hizo un gran trabajo. El tercer puesto es un gran resultado, aunque pudimos aspirar a más. Perdimos la semifinal contra Costa de Marfil por culpa de un gol tonto, que nunca debimos encajar".

Alain Giresse dirigía desde el banquillo aquellas Águilas que consiguieron su mejor resultado en cuatro décadas, pero desde entonces el ex internacional francés se ha apeado del cargo para dar paso a su compatriota Patrice Carteron, ex defensa del Sunderland y del Dijon FC. Traore está convencido de que el cambio no repercutirá negativamente en el equipo. "Han cambiado pocas cosas. La Copa de Naciones se disputó hace diez meses, de manera que la mayoría de los jugadores sigue en la selección. En cuanto a los entrenadores, son personas diferentes, cada uno con su propio método, y a los jugadores nos toca adaptarnos. Siguen sistemas distintos. Patrice Carteron presentó en nuestro último partido un 4-4-2, pero Alain Giresse prefería un 4-2-3-1, con Seydou Keita de creador".

Traore asegura que el mediocampista Keita, quien, desde que se mudó a China procedente del Barcelona, se ha perdido buena parte de la temporada por culpa de una lesión, seguirá desempeñando una labor muy importante en el equipo. "No me preocupa demasiado la situación de Seydou Keita. Como saben, no dispuso de muchos minutos con el Barcelona el año pasado, pero eso no le impidió prepararse a conciencia y hacer una fase final excelente. Puede repetirlo en esta edición".

Mediocampista de contención y goleador
Desde que el técnico Claude Puel tomó las riendas del Niza, Traore ocupa la posición de mediocampista defensivo. "Cuando regresé de mi cesión al Metz, el nuevo entrenador, Claude Puel, empezó a usarme en la contención. Al principio pensé que se trataba de una medida para salir del paso. Luego comprendí que quería que me quedara permanentemente en esa demarcación. Me explicó que quería verme en el centro para aprovechar mi visión del juego. No le cuestioné nada. Pensé: ‘¿Y por qué no?, Claude Puel lo habrá meditado muy bien’”.

Desde entonces se ha adaptado a su nueva labor a la perfección. En septiembre marcó el gol del empate con el Burdeos y, a principios de noviembre, el tanto que inauguró el marcador en la victoria por 2-1 contra el Nancy. "Los goles demuestran que estoy empezando a disfrutar. Me gusta el hecho de tocar mucho el balón, porque además no me impide llegar a puerta y transformar”.

No en vano, la capacidad de adaptación siempre ha sido una cualidad de Traore, quien lleva ocupando demarcaciones muy diferentes en la selección de Malí. "Con el equipo nacional suelo jugar de extremo izquierdo. También puedo ocupar la derecha o colocarme de segundo delantero por detrás de Cheick Diabate, como ocurrió [en un clasificatorio reciente para la Copa Africana de Naciones] contra Botsuana. Ahora he demostrado que también sé trabajar en posiciones defensivas. Lógicamente, la polivalencia constituye una ventaja".

Traore confía en que su selección nacional aproveche la participación en Sudáfrica para dar una alegría a su atribulado país, donde muchas personas han muerto en los disturbios de este año. "Paso mucho tiempo en Internet, siguiendo de cerca los acontecimientos en los sitios webs malienses. Estoy muy preocupado por mi nación; no sé cuándo acabará todo este caos. Malí era un país tranquilo y pacífico. Todos esperamos que vuelva a la normalidad, porque todos somos malienses. Durante la Copa Africana, haremos todo lo posible por contribuir a la paz y a la unidad de nuestra nación. Recemos para que esta situación tan tensa y preocupante termine pronto".