Echiejile, en busca del respeto perdido
© AFP

Si Nigeria lograse un tercer triunfo en la Copa Africana de Naciones (CAN) el año que viene en Sudáfrica, la afición recobraría la confianza en las Súper Águilas, según el fornido defensa Uwa Elderson Echiejile. La última vez que el combinado nigeriano subió a lo más alto del podio continental fue en Túnez 1994, cuando Elderson apenas empezaba a ir al colegio en su ciudad natal, Benin City.

“Los aficionados perdieron la fe en el equipo después de que no lográsemos clasificarnos para la CAN de 2012”, señaló el lateral izquierdo, que esta temporada está disputando la Liga de Campeones de la UEFA con el Sporting de Braga portugués. “Pero conquistar el trofeo haría que todo el país volviese a apoyarnos, así que nuestro objetivo es ganar en Sudáfrica. Somos muy positivos, y estamos listos para dar lo mejor de nosotros”.

Conjuntarse y formar una piña
Probablemente, la principal crítica que ha recibido Nigeria en todo este tiempo es que sus numerosas figuras individuales esparcidas por el mundo han tenido muchas dificultades para jugar como un equipo. De cara a la edición de 2013, las Súper Águilas dispondrán de al menos dos semanas ininterrumpidas de preparación para su primer encuentro de la fase de grupos, el 21 de enero contra Burkina Faso. El 17 de diciembre, el equipo iniciará una concentración en Nigeria con jugadores de la liga nacional, antes de marcharse unos días a Portugal. Después, los integrantes de la convocatoria definitiva se reunirán en Sudáfrica a partir del 4 de enero.

“A menudo disponemos solamente de tres o cuatro días antes de un partido importante. Eso dificulta que jugadores de muchos clubes diferentes se conjunten y jueguen formando una piña. Pero creemos que en dos semanas habremos conseguido un cierto grado de entendimiento mutuo”, aseveró Elderson, que cumplirá 25 años el día antes del duelo contra Burkina Faso.

Elderson formó parte de la plantilla que disputó la Copa Mundial de la FIFA 2010™, pero un año después del magno acontecimiento en Sudáfrica, Nigeria fracasó estrepitosamente a la hora de clasificarse para la CAN 2012, celebrada en Gabón y en Guinea Ecuatorial. El pasado noviembre, Samson Siasia fue sustituido como seleccionador por el ex internacional Stephen Keshi y, un año después, el otrora capitán ha guiado a las Súper Águilas hacia su 17ª presencia en una fase final continental. En un país de más de 160 millones de habitantes locos por el fútbol, vuelven a dispararse las expectativas respecto a que los nigerianos puedan acabar haciéndose con el trofeo el 10 de febrero en Johannesburgo.

Zambia se perfila en el horizonte
En la primera fase, Nigeria está encuadrada junto a la defensora del título, Zambia, Burkina Faso y Etiopía en el Grupo C, con sede en Nelspruit (al noreste de Sudáfrica). Todas las miradas apuntan al choque del 25 de enero contra Zambia, que ganó la pasada edición pero que hace dos años fue eliminada por Nigeria en cuartos de final. “Obviamente, nuestro principal rival en el grupo debería ser Zambia”, admitió Elderson. “Es un equipo que retiene muy bien el balón y, ahora mismo, su confianza está por las nubes, después de lo que consiguió en la última edición. Sabemos que tendremos que poner toda la carne en el asador en ese encuentro, pero tenemos calidad para vencer a cualquier selección africana en un partido”.

Sin embargo, el defensa advirtió del peligro de tomarse a la ligera a Burkina Faso y Etiopía. “Zambia sigue siendo la principal amenaza, pero las demás selecciones no son meras comparsas. Se han ganado el derecho a estar en el campeonato, y tenemos que ganarlas para superar la fase de grupos”, recalcó.

Además de Nigeria, Elderson señaló a la estelar Costa de Marfil y a Ghana como las otras favoritas en tierras sudafricanas. “En las cuatro ediciones anteriores, Costa de Marfil ha llegado como mínimo a las semifinales. Tiene grandes individualidades como Didier Drogba y Yaya Touré. Muchos volverán a darles como favoritos para el triunfo, mientras que Ghana también se ha mostrado muy regular desde 2008”, afirmó el zaguero, que también representó a Nigeria en categoría sub-17 y sub-20.

Los eternos rivales ghaneses, por cierto, dejaron a Nigeria fuera de la final en Angola 2010. “Fue muy doloroso perder ante Ghana en Angola. Tuvieron una ocasión y la aprovecharon al máximo, mientras que nosotros dispusimos de varias oportunidades para empatar e incluso ganar el encuentro, pero no las materializamos”, relató Elderson.

Sin embargo, dejando a un lado la decepción de la eliminación en semifinales frente a las Estrellas Negras, el lateral del Braga siempre sonríe de oreja a oreja cuando habla de Angola 2010. Fue su primera fase final de la CAN, y allí gozó de la tutela de los más veteranos, como el capitán Nwankwo Kanu. “El momento culminante para mí fue nuestra cómoda victoria por 3-0 sobre Mozambique, después de los muchos apuros que habíamos tenido contra ese rival en la fase de clasificación para el Mundial de 2010”. 

“También fue una satisfacción desafiar a los críticos y derrotar a Zambia en cuartos de final. Y no puedo olvidarme de cómo los jugadores más veteranos de la plantilla me animaron dentro y fuera del campo. Después de ese campeonato, era mejor jugador y mejor persona”, concluyó.