Weil: "Nuestra misión es que las entradas lleguen a los aficionados"
© Getty Images

Antes del sorteo de la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013, el Director de Marketing de la FIFA, Thierry Weil, y el secretario ejecutivo del Ministerio de Deporte brasileño, Luis Fernandes, contestaron a las preguntas de los medios de comunicación en una mesa redonda celebrada en Sao Paulo.

El principal aspecto que se trató fue la entrega al Gobierno por parte de la FIFA de 50.000 entradas, que se donarán a los pueblos indígenas y a la Bolsa Familia (un programa de asistencia social destinado a ayudar a las familias de ingresos bajos). “Es un gesto de amabilidad por parte de la FIFA. Estamos contentos por este detalle, y ahora tenemos que ver cómo nos las arreglamos para distribuir estas 50.000 entradas, porque, en este momento, no es algo que estuviera previsto en el sistema de entradas”, declaró Luis Fernandes, secundado enseguida por Thierry Weil, quien pasó a explicar con más detalle que las entradas tendrán que ser repartidas equitativamente por todos los partidos. 

Weil explicó también el sistema de entradas y aclaró las cantidades asignadas a los socios y patrocinadores de la FIFA: “La Copa Mundial en Brasil es sumamente atractiva para todos; para los aficionados y para los patrocinadores. Nuestra principal misión consiste en dar entradas a los aficionados. El 80% de todas esas entradas que están adquiriendo los patrocinadores irán a parar a los aficionados de cualquier modo, ya sea a través de sorteos, concursos u otras iniciativas. Los patrocinadores tienen de plazo hasta finales de enero para hacer sus pedidos. Después de esa fecha, las entradas que no se hayan utilizado también irán a parar a los aficionados”. 

Ningún Operador Turístico podrá ofrecer paquetes como tales, ya que la FIFA ha decidido no tener un Programa de Operadores Turísticos. "Los aficionados deberán ser cuidadosos, puesto que no hay disponible paquetes legítimos", afirmó Weil.

Hace poco comenzó una fase de preventa de entradas para la Copa FIFA Confederaciones, a la que seguirá una venta pública que se iniciará el 3 de diciembre, tras el sorteo oficial de la competición. Una vez reunidas las solicitudes, se procesarán en un sorteo, lo que significa que los aficionados tendrán las mismas probabilidades tanto si realizan sus pedidos el primer día del plazo como el último. “Actualmente, ya se han vendido 125.000 entradas para la Copa FIFA Confederaciones, lo cual constituye un nuevo récord. Es algo que, desde luego, no nos esperábamos”, admitió Weil. 

Más del 90% de las entradas se han comprado desde Brasil, y la demanda por parte de las selecciones visitantes será mucho mayor una vez que sepan contra quién juegan y dónde. 

“Todo lo que hagamos en la Copa Mundial, lo haremos por adelantado en la Copa Confederaciones. Es bueno que hayamos ensayado la fase de preventa de entradas, porque hemos tenido algunos problemas y podemos aprender de ellos con vistas a la Copa Mundial”, finalizó.