La ambiciosa estrella de Etiopía
© AFP

Etiopía volverá a disputar la Copa Africana de Naciones de la CAF por primera vez en 31 años, lo que ya es de por sí un éxito. Sin embargo, a los Antílopes de Walya les ha correspondido un grupo complicado en el que se verán las caras con Zambia, ganador de la última edición de la competición, Nigeria, campeón de África en dos ocasiones, y Burkina Faso. Aun así, tras eliminar contra pronóstico a Benín y a Sudán en la competición preliminar (gracias al valor doble de los goles en campo contrario en ambos casos), el combinado etíope confía en volver a dar la sorpresa y superar la primera fase, según nos cuenta el goleador Saladin Said.

Said, que juega en el Wadi Degla egipcio, reconoce que Etiopía se enfrenta a una tarea colosal en el certamen que se disputará entre el 19 de enero y el 10 de febrero en Sudáfrica, pero insiste en que el conjunto etíope se empleará al máximo para lograr el pase a cuartos de final. “Nos ha tocado un grupo muy difícil. Nigeria es un gran equipo, igual que Zambia, que ganó la última edición de la Copa Africana”, declaró a FIFA.com Said, que ha marcado nueve goles en 12 encuentros como internacional. “En cualquier caso, nosotros tampoco somos mancos. Solo hemos perdido un partido en el último año, así que creo que, si Dios quiere, podemos hacer un buen papel. Jugaremos con el objetivo de pasar a la siguiente ronda”.

El renacer de un histórico
Etiopía sueña con reeditar los días gloriosos de las dos primeras ediciones de la Copa Africana de Naciones, en 1957 y 1959, en las que logró los puestos segundo y tercero, respectivamente, y de la cita continental de 1962, cuando se proclamó campeón de África en casa. El reciente resurgir futbolístico de Etiopía tras un bache que duró años ha permitido a los Antílopes de Walya volver a la Copa Africana de Naciones. En su camino hacia la cita continental, el cuadro etíope superó a Benín gracias al valor doble de los goles anotados en campo contrario en una eliminatoria muy igualada que se saldó con un resultado global de empate a 1-1, y se deshizo de Sudán en el duelo definitivo al remontar el resultado adverso del partido de ida. Etiopía había caído por 5-3 en tierras sudanesas, pero reaccionó en casa ganando por 2-0 gracias al decisivo gol de Said, que dio el pase a su selección con un certero remate desde dentro del área que llevó el delirio a las calles de Addis Abeba.

En cualquier caso, pese a su buen momento, los inexpertos Antílopes todavía tienen un largo camino por recorrer para estar a la altura de los mejores equipos del continente. “No sabría decir cuál de los tres rivales que nos han tocado en la fase de grupos es más complicado, ya que todos lo son”, aseguró este atacante de 24 años que, junto con el delantero Fikru Teferra, que juega en Vietnam, es uno de los dos internacionales etíopes que militan en clubes extranjeros. “Nigeria tiene muchos futbolistas profesionales en Europa, y Zambia es un muy buen equipo. No conozco mucho a Burkina Faso, puesto que no les he visto en los últimos tres o cuatro años. Antes del inicio de la Copa Africana de Naciones jugaremos tres amistosos contra Níger, Togo y Túnez. Espero que el equipo logre resultados positivos que nos darían mucha confianza de cara al inicio del certamen”, explica.

Said, un jugador muy conocido en el fútbol etíope, firmó con el Wadi Degla por tres años en 2011, pero apenas tuvo tiempo de dejar huella en una primera división egipcia que se suspendió el pasado febrero como consecuencia de la tragedia de Port Said. Cuando le preguntaron si el parón en el fútbol egipcio afectaría a su actuación en la cita continental, Said reconoció que “es un problema importante y temo que pueda afectarme, aunque espero que los amistosos de preparación me ayuden a estar listo”.

Gran arranque en el camino hacia Brasil 2014
Como si estuviese intentando demostrar que la clasificación para la Copa Africana de Naciones no es una casualidad, Etiopia también ha empezado con buen pie en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. El cuadro etíope alcanzó la fase de grupos tras superar con claridad a Somalia por un resultado global de 5-0 y, tras la disputa de dos jornadas, es líder del Grupo A con cuatro puntos contra todo pronóstico. Said volvió a brillar con luz propia al marcar el gol que permitió a su equipo arrancar un empate a 1-1 en su visita a Sudáfrica y al anotar por partida doble en la victoria por 2-0 frente a República Centroafricana.

Actualmente, República Centroafricana es segunda con tres puntos, uno más que Sudáfrica y dos por encima de Botsuana, que ocupa el farolillo rojo del grupo a falta de cuatro jornadas. Solo los campeones de grupo avanzarán a la siguiente ronda, en la que disputarán una eliminatoria a dos partidos que dará el billete para la fase final de la Copa Mundial de la FIFA 2014. Etiopía nunca ha jugado una cita mundialista, pero Said muestra un sorprendente descaro a la hora de evaluar las posibilidades de su selección. “Nuestro grupo en la fase de clasificación para el Mundial es más fácil que el que nos ha tocado en la Copa Africana de Naciones. Tenemos un 70 por ciento de posibilidades de alcanzar la eliminatoria final de la competición preliminar mundialista”, aseguró.