Mendes, velocidad y proyección
© AFP

Ryan Mendes da Graça, "es un chaval que tiene muy buenas cualidades, especialmente en cuanto a velocidad y explosividad", según Cédric Daury, su antiguo entrenador en el Le Havre francés. "La velocidad, la potencia y la técnica son sus puntos fuertes", en opinión de François Rodrigues, el hombre que propició su llegada a Normandía procedente de su Cabo Verde natal. "Necesitaba un jugador rápido, capaz de proporcionarnos profundidad, capaz de llegar y de regatear, y él tiene todas esas cualidades", afirmó Rudi Garcia, su nuevo técnico en el Lille. En resumen, Mendes rebosa proyección y velocidad a partes iguales.

Así, no es casualidad que la eclosión de este futbolista, nacido en Fogo, haya sido fulgurante. Mendes solo necesitó tres años para destacar en la Ligue 2 y llamar la atención de uno de los mejores clubes de Francia. En 2012 cambió el Le Havre y la división de plata por el Lille y la Liga de Campeones de la UEFA. "Es cierto que todo ha pasado muy deprisa", explicó el caboverdiano a FIFA.com. "Empezar el año jugando en Istres y sitios así ante un centenar de espectadores y terminarlo en el estadio de Mestalla de Valencia ante miles de aficionados supone un cambio radical. Pero si he trabajado tan duro es exactamente para poder vivir todo esto. Estar donde estoy ahora mismo es como un sueño".

Porque en realidad, las cosas no han sido tan fáciles para Mendes. Hijo de un pintor, este artista del balón tuvo que recurrir al oficio familiar para llegar a fin de mes antes de poder viajar a Europa y ganarse la vida con su dotes futbolísticas. "Me hice notar en un torneo en las afueras de Le Havre, tenía 18 años. Recibí ofertas de muchos clubes, como el Benfica, pero la del Le Havre, con cinco años de contrato, es la que más me convenció", rememoró. "Mis primeros meses en Europa fueron muy difíciles: el clima, el idioma, incluso el fútbol eran diferentes. Me ayudaron mucho, me empleé a fondo y hoy no me arrepiento de nada. De otro modo, no estaría donde estoy".

Un Tiburón Azul en el hogar de los Dogos
Es precisamente en el Lille donde Mendes está haciendo realidad su sueño desde el 31 de agosto de 2012. Su equipo, que actualmente es octavo en la tabla de la Ligue 1 y ha quedado eliminado de la Liga de Campeones de la UEFA, atraviesa ciertas dificultades desde el comienzo de la temporada, pero eso no impide que él luzca una amplia sonrisa, a pesar de las lesiones: "Es verdad que para nosotros ha sido algo complicado. El grupo ha sufrido algunos cambios, hay nuevos jugadores, principalmente yo mismo. Es necesario que la cosa cuaje. Pero estamos en ello, nos empleamos a fondo para enderezar el rumbo", declaró. "A título personal, creo que mis comienzos han sido satisfactorios. Aunque las lesiones me hayan frenado un poco. Espero poder evitarlas en la segunda mitad de la campaña".

De todas formas, los próximos meses se presentan halagüeños. De entrada, porque Mendes concluyó 2012 por todo lo alto al marcar el último gol del Lille en el año natural, su segundo en liga en 12 encuentros. Y además, el nombre del joven mediapunta, de 22 años de edad, está incluido en la lista de 23 convocados para la próxima Copa Africana de Naciones, en la que Cabo Verde participará por primera vez en su historia."La clasificación fue un gran momento para mi nación. Tras el partido de Yaundé, jamás había visto al país en un estado de euforia semejante", reveló.

Él, sin embargo, se mostró muy centrado a unos días de que el balón eche a rodar en la competición más importante de África: "Vamos sin presión, solo por el placer de estar ahí. Para nosotros ya fue una hazaña eliminar a Camerún. Intentaremos dar el máximo y ofrecer al público la mejor imagen posible de Cabo Verde", aseveró. "El nuestro es un grupo muy reñido, dado que Angola, Marruecos y Sudáfrica son tres referentes en África, y más aún los Bafana Bafana, que juegan en casa. No obstante, nunca que sabe lo que puede pasar. Y lo mismo sucede con la competición preliminar de la Copa Mundial de Brasil. Perdimos nuestros dos primeros encuentros, pero no damos nada por perdido. Vamos a intentarlo todo. En el fútbol todo va muy deprisa". No olvidemos que el raudo Mendes habla con conocimiento de causa.