Khumalo: "Debemos crear nuevos recuerdos"
© Getty Images

A menos que suceda algún imprevisto, Bongani Khumalo pasará a la historia el 19 de enero como el tercer jugador que capitaneará a los Bafana Bafana en una gran competición celebrada en casa. Siguiendo los pasos de Neil Tovey (Copa Africana de Naciones 1996) y de Aaron Mokoena (Copa FIFA Confederaciones 2009 y Copa Mundial de la FIFA 2010™), Khumalo comandará a los jugadores sudafricanos desde el partido inaugural de la cita continental de 2013, en el que se medirán a Cabo Verde.

Tras haber figurado ya en las plantillas de Sudáfrica en la Copa FIFA Confederaciones 2009 y en la Copa Mundial de la FIFA 2010™, Khumalo posee sobrada experiencia en las competiciones al máximo nivel. Sin embargo, capitanear a su selección en una fase final será algo nuevo para el central de 25 años, que milita en el PAOK de Salónica griego cedido por el Tottenham Hotspur.

Y FIFA.com se encontró con un capitán decidido a hacerlo bien en la CAN, cuyo ganador obtendrá un billete para la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013. “Me cuesta encontrar las palabras para describir lo que se siente al saber que seré el capitán del equipo en la fase final”, señaló. “Es como un sueño hecho realidad. Nunca habría imaginado que algo de esta magnitud podía suceder. Estoy muy agradecido por estar en esta posición y por la gran confianza que el seleccionador y los demás tienen en mí. Me siento abrumado, y ahora espero poder inspirar a mis compañeros para alcanzar el éxito”.

Con vistas al comienzo del certamen, los periodistas han venido preguntando constantemente sobre la selección campeona en 1996; algo que resulta molesto para Khumalo y los jugadores del actual combinado nacional. “Formo parte de una nueva generación de jugadores, aunque hay muchos con experiencia en el pasado Mundial. Se ha hablado hasta la saciedad del equipo que ganó la CAN de 1996, y no hay duda de que fue un momento magnífico para el fútbol sudafricano. Pero ahora, como país anfitrión en 2013, es importante que creemos nuevos recuerdos. Aquella fue una parte grandiosa de nuestra historia, pero como jugadores [del actual equipo], hemos de crear nuestros propios recuerdos. Tenemos fe en nuestra plantilla”, señaló.

Con la mente en el partido inaugural
La selección anfitriona está encuadrada en el Grupo A junto a Cabo Verde, Angola y Marruecos; y el capitán aseguró que, personalmente, al igual que la mayoría de sus compatriotas, está plenamente concentrado en el partido inaugural. “Aunque hay varias selecciones muy fuertes en la competición, es muy importante que nos concentremos en el primer partido y, luego, seguir trabajando a partir de ahí. Dicho esto, es fundamental que empecemos haciendo un buen encuentro contra Cabo Verde, ya que, a la postre, ése podría resultar el partido más importante”.

Khumalo, que se formó en el Arcadia Shepherds (el mismo club de Pretoria en el que dio sus primeros pasos el campeón africano en 1996 Mark Fish), expresó su confianza en que el equipo lo puede hacer bien. “Tenemos un buen grupo de jugadores, queremos conseguir grandes cosas y deseamos ofrecer un buen rendimiento. En el fútbol se trata de lograr cosas y, dado que jugamos en casa, necesitaremos dar más aún de nosotros mismos para conseguir mayores logros”, resaltó.

El zaguero consideró que la sintonía entre los jugadores es una baza importante del equipo actual: “Se respira un gran espíritu de equipo en la plantilla, y los jugadores demuestran tener verdadero carácter. Yo diría que tenemos una mentalidad ganadora, y esperemos que esa cualidad salga a relucir cuando comience el campeonato”.

El orgullo de la capitanía
Khumalo ha asumido el brazalete de capitán en sustitución de Steven Pienaar (Everton), quien rechazó la oportunidad de disputar la fase final en su país. Una decisión inimaginable en el caso de Khumalo, según sus propias palabras: “No quiero decir nada sobre los futbolistas que ya no quieren seguir jugando con su selección. Es su decisión, pero para mí es un honor. Cuando era joven veía todos los partidos y, desde que me incorporé a la selección absoluta, cada encuentro internacional es un honor, independientemente de cuántos haya jugado. Siempre hay muchísima gente viendo a los Bafana Bafana, y esperan grandes cosas de ellos. Yo siempre estaré disponible para jugar con mi país”.

El defensa central, que nació en Suazilandia porque su madre estaba estudiando allí por entonces, recaló en el Universidad de Pretoria procedente del Arcadia Shepherds, y luego fichó por el SuperSport United. Tras la cita mundialista de 2010, Khumalo fue invitado a realizar una prueba con el Tottenham, que acabó haciéndose con sus servicios. En el fútbol inglés tuvo dificultades para rendir a su mejor nivel, pero desde que se marchó al PAOK se ha convertido en un titular habitual del cuadro heleno. Al igual que sus compañeros, el zaguero está impresionado con la manera de trabajar de Gordon Igesund, y cree que el nuevo seleccionador de los Bafana Bafana conseguirá que el equipo marque la diferencia. “Como es sabido, el entrenador llegó poco antes de emprender un gran campeonato, pero tiene un estilo y unas ideas nuevas a la hora de entrenar. Ha aportado frescura y un enfoque renovador, introduciendo jugadores nuevos y un sistema nuevo. Estoy seguro de que sus ideas funcionarán”, concluyó.