Las supernovas africanas
© AFP

La inminente Copa Africana de Naciones va a escenificarse apenas un año después del último campeonato, el de 2012. A partir de ahora, la prueba reina de África se celebrará en los años impares, para evitar que su calendario entre en conflicto con el de la Copa Mundial de la FIFA. Eso explica que muchas de las caras que van a verse en el torneo de Sudáfrica 2013 resulten familiares. Ahora bien, también habrá, como siempre, algunas incorporaciones a tener en cuenta, y esta edición promete revelarnos los nuevos ídolos con los que ya se entusiasman los aficionados africanos. FIFA.com traza el perfil de quienes están levantando más expectativas de cara al certamen.

Christian Atsu (Ghana)
Ghana ha generado mucho más que su porción alícuota de prodigios adolescentes en los últimos tiempos, y el delantero de 20 años del FC Porto es el portento más reciente salido de su fabulosa cantera. Atsu está causando sensación en Portugal, donde ha suscitado comparaciones con Lionel Messi, tal vez un poco prematuras pero en cualquier caso halagüeñas. Le gusta jugar por la banda izquierda del ataque y podría actuar como suplente de Andre Ayew, o tal vez incluso hacerse un hueco en el once titular de las Estrellas Negras. Oriundo de Kasoa, localidad situada al sur del país, fue captado muy pronto por el Porto, que lo formó en su cantera y la temporada pasada lo cedió en préstamo al Rio Ave para que se curtiera.

Faouzi Ghoulam (Argelia)

El defensa de 21 años está haciendo una espectacular campaña liguera con el St. Étienne esta temporada, y es el último ejemplo de futbolista nacido en Francia que se ha unido a la causa de Argelia tras haber integrado las selecciones juveniles francesas. Ghoulam ha sido alistado en el combinado nacional argelino habiendo acumulado escasa experiencia internacional pero abundante exposición a algunos de los mejores delanteros de la liga gala. También será observado con lupa, pues las especulaciones de fichajes en torno a su persona resuenan cada vez con más fuerza. Sus dos progenitores son argelinos y no le faltan genes deportivos: su hermano mayor, Nabil, representó a Francia en el Campeonato Mundial de Campo a Través.

Abdelhamid El Kaoutari (Marruecos)
Será difícil que el 2013 sea tan bueno como el año recién concluido para este zaguero de 22 años, que ganó la Ligue 1 con el club de su ciudad natal, el Montpellier, para a continuación acudir a los Juegos Olímpicos de Londres con la selección sub-23 de Marruecos. El Kaoutari es un producto de la cantera del club mediterráneo —campeón de Francia por primera vez en su historia la temporada pasada— y tras pasar por su afamada academia juvenil se ganó un puesto en el once titular del club sin haber cumplido los 20 años. Jugó con los Bleus en el Campeonato Sub-19 de la UEFA en 2009, pero luego cambió de filiación y se enroló en la selección del país de sus ancestros, que lo convocó por primera vez hace 18 meses.

Ryan Mendes (Cabo Verde)
Después de varias temporadas luciendo su velocidad y su habilidad para desbordar a los defensas contrarios en la Ligue 2, Mendes se mudó en julio al OSC Lille para competir en la primera división de Francia. El ascenso protagonizado por el extremo nacido en la pequeña isla de Fogo ha sido vertiginoso desde su salto al fútbol europeo tras ser descubierto en un torneo juvenil. En efecto, sólo tenía 18 años cuando intervino en un campeonato en El Havre, donde causó tal sensación que no tardó en verse rodeado de cazatalentos y agentes. Luego de entrar en conversaciones que no cuajaron con un representante del Benfica portugués —el equipo que cuenta con más seguidores en Cabo Verde— Mendes fichó por Le Havre Athletic Club Football Association. Durante sus tres temporadas en el HAC, se forjó la reputación suficiente para atraer el interés de Rudi García, entrenador del Lille, que no dudó en ficharlo. Mendes ha sido el máximo goleador de los Tiburones Azules en la competición preliminar de la CAN.

Abdelkader Oueslati (Túnez)
El lateral de 21 años se estrenó con la selección tunecina en un clasificatorio decisivo para la fase final de la Copa Africana de Naciones 2013, y su actuación le valió un puesto en el equipo designado para disputar el torneo en Sudáfrica. Oueslati nació en Francia y se formó en los juveniles del Atlético de Madrid, donde jugó con los reservas antes de ascender al primer equipo esta temporada. Se estrenó en la primera división española en agosto contra el Levante, pero enseguida sufrió una fractura que le apartó de los terrenos de juego durante dos meses. En España lo conocen simplemente como "Kader" y le auguran un futuro brillante.

Thulani Serero (Sudáfrica)
El diminuto centrocampista de 22 años acaba de recuperarse de una lesión en la ingle que le ha desbaratado la temporada hasta la fecha. A mediados de 2011 se marchó al Ajax de Amsterdam después de ser votado mejor jugador de la división de honor sudafricana. Pero en su primer curso en la liga holandesa no gozó de muchos minutos de juego por sus problemas de adaptación, forma y lesiones. Sin embargo arrancó la actual campaña de manera mucho más fecunda, haciendo unos cuantos goles en los primeros partidos. Por desgracia, no tardó en sufrir otra recaída. El seleccionador de Sudáfrica, Gordon Igesund, está apostando fuerte con su convocatoria, pero insiste en que Serero es una opción viable y valiosa "aun cuando opere al 60% de su potencial". El volante ha disputado ocho encuentros internacionales con su país, pero sólo uno de ellos en competición oficial.