Antunes: "Nuestro éxito, el resultado de los proyectos de desarrollo"
© AFP

Cabo Verde se apresta a vivir un momento histórico: el próximo sábado 19 de enero, este humilde país de unos 500.000 habitantes enfrentará a Sudáfrica en el partido inaugural de la Copa Africana de Naciones 2013, en un estadio que no sólo acogió la final de la última Copa Mundial de la FIFA, sino que además puede albergar a un sexto de la población cavoberdiana.

Para saber cómo una nación formada por 15 islas e islotes, donde el césped apenas crece debido a las inclemencias climáticas, rompió unos cuantos pronósticos en el fútbol africano, FIFA.com dialogó en exclusiva con Lucio Antunes, seleccionador de los Tiburones Azules.

Señor Antunes, ¿qué significa el fútbol para Cabo Verde?
Hoy es el deporte rey. Hace diez años, cuando nuestras posibilidades de clasificar a un torneo grande eran prácticamente nulas, nuestros aficionados apoyaban a otras selecciones como Nigeria, Camerún y Costa de Marfil. Hoy, en nuestro país, desde el ministro hasta el agricultor, todo el mundo habla de fútbol y de nuestra selección.

Con cerca de medio millón de habitantes, Cabo Verde es el país más pequeño que ha logrado clasificarse a la Copa Africana de Naciones en la historia del campeonato. ¿Cuál ha sido el secreto?
La verdad es que no hay secretos. Nuestra federación ha trabajado bien en la formación de jugadores a través del proyecto “Cabo Verde 2008 – 2014”. Esto ha sido una labor global, pues además del trabajo efectuado por nuestra federación, el éxito de Cabo Verde es el resultado de los proyectos de desarrollo implementados por la FIFA. En concreto, la construcción de un centro técnico en Praia, así como la importante cantidad de canchas de césped sintético que han sido construidas nos han permitido incrementar de forma notable la práctica del fútbol en nuestro país.

¿Ve a Cabo Verde como un ejemplo a seguir por otras naciones que enfrentan dificultades en el desarrollo de sus estructuras futbolísticas?
Sí, pienso que Cabo Verde es un buen ejemplo, pero no sólo en cuanto al fútbol, sino también a nivel general. Con pocos recursos nuestro país ha logrado mucho tanto en el fútbol como en otros rubros, caso la educación y la salud.

El sábado es el debut y nada menos que ante el anfitrión, Sudáfrica, y en el estadio Soccer City, el mismo que acogió la final de la Copa Mundial 2010. ¿Qué espera?
El hecho de ser parte del torneo ya es un gran logro para nosotros. Disputar el partido de apertura, con toda la importancia mediática que eso conlleva, es un privilegio que nos obliga estar a la altura de las circunstancias. Respetamos mucho a Sudáfrica, que jugará en su casa ante más de 80 mil personas, pero nosotros representaremos con orgullo a nuestro país.

¿Qué espera a Cabo Verde después de la Copa Africana? ¿Cómo se puede aprovechar la experiencia y seguir desarrollando el fútbol en su país?
Nosotros debemos continuar trabajando como equipo y la federación debe mantener su proyecto con el objetivo de descubrir talentos y ofrecerles las mejores condiciones para que se puedan desarrollar. Clasificar a la Copa Mundial de Brasil 2014 va a ser muy difícil, pero lucharemos hasta el final por conseguirlo.

En el pasado hubo varios futbolistas de origen caboverdiano que emigraron y jugaron por otras selecciones. ¿Hasta qué punto la clasificación a esta CAN puede contribuir a revertir esa tendencia y motivarlos a que se queden en el país?
Es cierto, en el pasado reciente hubo varios jugadores de raíces caboverdianas, como Nani, Eliseu y Gelson Fernandes, por nombrar algunos, que se incorporaron a otras selecciones nacionales. Ahora percibimos que la clasificación a la Copa Africana de Naciones y el desarrollo que se ha generado en han transformado de forma positiva nuestra imagen. Pienso que actualmente jugar por nuestra selección es una perspectiva cada vez más interesante pare nuestros talentos.