Ghana se acerca a cuartos
© Getty Images

Ghana, que había comenzado el torneo tropezando con un empate, se impuso 1-0 a Mali, en la segunda jornada del grupo B de la Copa Africana de Naciones (CAN-2013) de Sudáfrica, donde la República Democrática del Congo sólo empató 0-0 con Níger.

Los ghaneses pasan a liderar la llave, con 4 puntos, seguidos de Mali, que se queda con 3, mientras que los congoleños llevan 2 y Níger cierra, con 1.

Con este panorama, Ghana parece tenerlo todo a favor para sellar ante el colista, el lunes en la tercera y última jornada, el billete a cuartos de final, mientras que la República Democrática del Congo se obligó a ganar a Mali si quiere estar en la siguiente ronda.

Ghana era consciente de la importancia de este partido ante los malienses y no falló ante lo que casi era un 'match-ball'.

Las 'Estrellas Negras' estaban contra las cuerdas y no podían errar ante los malienses, algo que no hicieron, rentabilizando al máximo un tanto de penal en el minuto 38 de Wakaso.

Ahora los ghaneses sólo tienen que rematar el trabajo en un partido teóricamente más asequible, el lunes ante Níger, el más débil de la llave.

Wakaso fue el protagonista del día, con su gol, aunque no podrá estar en el próximo duelo, ya que vio su segunda tarjeta amarilla en esta CAN-2013 cuando se levantó la camiseta del equipo y mostró otra en la que se podía leer "Allah is great" (Allah es grande).

Lamento por una amonestación
Su seleccionador, James Appiah, lamentó que Wakaso motivara una amonestación. "Hablé con él en el descanso, no hizo bien y no tenía que haberlo hecho. Espero que esto sirva de lección al resto de jugadores", dijo.

Aunque Ghana ha llegado a Sudáfrica 2013 sin varias de sus estrellas 'europeas', el equipo quiere conseguir su quinto título continental y borrar la medio-decepción de la última edición, donde fue semifinalista pese a llegar también como aspirante a la victoria final.

Mali, por su parte, se queda frenado con 3 puntos en la clasificación, después de haberse impuesto por 1-0 a Níger en la primera jornada.

La República Democrática del Congo tenía la oportunidad de compartir la primera plaza del grupo con Ghana si vencía a Níger, pero el 0-0 final no sólo le deja tercera, sino que complica su camino hacia los cuartos.

Después de empatar 2-2 en la primera jornada con los ghaneses, los congoleños decepcionaron en esta ocasión y tendrán que jugarse la clasificación en un duelo lleno de tensión ante Mali en la última jornada, en el que estará obligado a ganar, ya que su rival acumula tres puntos y ellos sólo dos.

Níger estuvo además cerca de dar la sorpresa, ya que incluso mandó un balón al palo por medio de Modibo Sidibé (minuto 5) y obligó a Robert Kidiaba Muteba a buenas intervencios ante sendos disparos peligrosos de Moussa Maazou.

El viernes será el turno de los equipos del grupo C, también en la segunda jornada, con los duelos Zambia-Nigeria y Burkina Faso-Etiopía.