Badu: "Respeto a todos, temor a nadie"
© Getty Images

Aunque sólo tiene 22 años, Emmanuel Agyemang-Badu ya es todo un veterano de la Copa Africana de Naciones. El centrocampista del Udinese está disputando su tercera fase final de la CAN, y espera poder ayudar a Ghana a conquistar su primer título continental en 31 años. La Fresadora, que transformó la pena máxima que dio la victoria a Ghana en la final de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2009, está desempeñando un papel clave en la andadura de su selección en Sudáfrica, donde las Estrellas Negras tienen buenas perspectivas de lograr el pase a cuartos. De entrada, Agyemang-Badu ganó el premio al mejor jugador del partido por su actuación en el 2-2 contra la RD del Congo, tras meter uno de los goles que colocaron a Ghana con 2-0 arriba.

En el siguiente partido de su selección, Agyemang-Badu fue derribado dentro del área por un defensa maliense, y Mubarak Wakaso se encargó de anotar el único tanto del encuentro. De nuevo, nuestro protagonista fue reconocido como el hombre más valioso sobre el césped, haciéndose con su segundo galardón al mejor jugador del partido.

Agyemang-Badu recaló en el Udinese en 2010, y desde entonces ha ido haciéndose un sitio en el equipo de la Serie A italiana. Según señaló a FIFA.com, él y sus compañeros de selección están ansiosos por poner fin a la larga espera de la afición ghanesa proclamándose campeones continentales.

¿Cuáles son sus impresiones en estos primeros compases del campeonato?
El campeonato ha empezado muy bien, y estoy disfrutando a tope cada momento. Hemos jugado dos partidos, y hemos empatado uno y ganado el otro. Ante la RD del Congo decepcionamos, ya que dejamos escapar una renta de dos goles para acabar empatando, pero en nuestro siguiente encuentro reaccionamos con fuerza para vencer a Malí.

¿Le están sorprendiendo los resultados de algunas selecciones presentes aquí?
Sí. Selecciones como Etiopía y Cabo Verde me han sorprendido de veras. La propia Níger también; no sabía nada de ella, pero está jugando un buen fútbol y muy organizado. Todas las selecciones participantes merecen estar aquí.

Ghana todavía no tiene asegurada su presencia en cuartos de final, y este lunes es el choque decisivo contra Níger. ¿Qué sabe usted de esa selección?
Vi su partido contra la RD del Congo, que concluyó con un empate sin goles, y se mostró como un equipo muy disciplinado tácticamente. Es muy difícil perforar su defensa, y tiene jugadores de calidad que pueden quitar el sueño a los equipos contrarios. A menudo practican un fútbol tranquilo, y luego pueden sorprenderte al contragolpe. Por tanto, debemos tener cuidado al irnos hacia arriba, ya que tenemos que defender también. Respetamos a todos los equipos, pero no tememos a ninguno.

¿Va a ser el partido más difícil para su selección en lo que va de torneo?
Sí, porque [Níger] es un equipo al que resulta complicado jugarle. Tuvo muy mala suerte en su derrota contra Malí en la primera jornada; y todos pudimos ver lo que hizo contra la RD del Congo, al arrancar un empate. En cualquier caso, haremos todo lo que podamos para llevarnos los tres puntos.

¿Está contento con su propio rendimiento en los dos partidos disputados? ¿Qué espera de lo que resta de torneo?
Creo que he cumplido, pero todavía se puede mejorar. Esta es mi tercera Copa Africana de Naciones y, como jugador joven, significa mucho para mí. Por fuerza, he de esperar jugar más partidos al máximo nivel en el fútbol africano. He ganado en experiencia, y tengo muchas ganas de disfrutar de una competición sin lesiones. El año pasado estuvo lleno de sinsabores para mí, porque sufrí lesiones recurrentes que afectaron a mi rendimiento. Me perdí algunos partidos cruciales, pero rezo por que 2013 sea un año mucho mejor para mí. Me encantan los retos, y eso es lo que me está haciendo llegar tan lejos.

Ghana ganó por última vez el certamen en 1982. Desde entonces, el equipo ha figurado a menudo entre los favoritos, pero siempre ha fracasado al intentar reeditar aquel triunfo. ¿Se siente el equipo presionado para que por fin sea esta vez la vencida?
No recae ninguna presión sobre nosotros. Queremos conseguir algo grande por nosotros mismos y por nuestra patria. Tengo confianza en este equipo, y cada jugador de los aquí presentes merece estar en la convocatoria definitiva. Naturalmente, hay otros cuantos contendientes en liza, como la vigente campeona, Zambia, o como Costa de Marfil, que es la selección mejor clasificada del certamen. Además, está la selección anfitriona, Sudáfrica, y Nigeria. Sin embargo, este campeonato está lleno de sorpresas, lo que hace muy complicado predecir el resultado de un encuentro.

Personalmente, ¿qué espera conseguir en esta competición?
Quiero ayudar al equipo a romper el maleficio de 31 años sin ganar la CAN. Asimismo, espero alcanzar mi mejor forma y que mi actuación obtenga un reconocimiento. Pero el objetivo primordial es que las Estrellas Negras ganen el campeonato después de una espera tan larga.