Drogba: "Ganar el título sería espectacular"
© Getty Images

Como muchos de sus compañeros de selección, Didier Drogba ha ganado innumerables trofeos en el fútbol de clubes, pero el éxito con Costa de Marfil en las máximas competiciones internacionales le ha sido esquivo. Con 34 años cumplidos, el tiempo le corre en contra. Según confiesa a FIFA.com, el triunfo en la presente edición de la Copa Africana de Naciones de la CAF supondría un gran logro para los Elefantes.

El año pasado, Costa de Marfil llegó con la etiqueta de favorita a la gran final del campeonato africano, celebrada en Gabón, donde se enfrentó a Zambia. En el minuto 70, con el partido empatado a 0-0, Drogba falló un disparo desde el punto de castigo. Aunque el delantero trasformó su lanzamiento en la posterior tanda de penales que decidió el encuentro, los Chipolopolo se adjudicaron una victoria por 8-7, y Drogba y los suyos volvieron a quedarse a las puertas del triunfo. Ironías de la vida, el hombre que tantos aplausos suscitó cuando otorgó al Chelsea la victoria desde el punto penal en la final de la Liga de Campeones de la UEFA del año pasado, es célebre en África por haber fallado también un lanzamiento en la tanda de penales de la gran final de 2006, que se adjudicó Egipto.

El explosivo delantero nacido en Abiyán mantiene una actitud muy positiva en los preliminares de la cita del domingo en cuartos de final con la bicampeona Nigeria. Pese a lo difícil que se presenta el encuentro, Drogba no pierde la esperanza de seguir avanzando hasta la final del 10 de febrero en Johannesburgo. "Confío plenamente en ganar esta competición. Llevamos esperando el triunfo demasiado tiempo. Sería espectacular", confesó Drogba después del último partido de los Elefantes en el Grupo D, contra Argelia, saldado con empate a 2-2. Los campeones de la Copa Africana de Naciones de 1992 ya se habían asegurado el primer puesto de la tabla con dos triunfos, contra Togo y Túnez.

Drogba empezó sentado en el banquillo el encuentro de la victoria por 3-0 sobre Túnez; que se recuerde, la primera vez que el delantero no figuraba en el once titular de la selección. Sin embargo, el técnico del combinado costamarfileño, Sabri Lamouchi, aseguró que Drogba sigue siendo una baza importante del equipo y que no tenía problemas con el tono físico del artillero, aunque prácticamente no haya jugado ningún partido en los tres últimos meses. "No me preocupa. Veo cómo trabaja diariamente. Sigue subiendo el listón cada día que pasa. Con suerte, llegaremos lo más lejos posible y él desempeñará una labor decisiva en nuestro éxito. No nos preocupa, ni a él le preocupa tampoco", declaró el seleccionador.

Contra Argelia, Drogba recuperó la titularidad, y su tanto en el minuto 77 espoleó la remontada de los Elefantes, que hasta entonces habían ido perdiendo por dos goles. Cuando le preguntamos por su actuación, Drogba ofreció una muestra más de su humildad: "No me gusta hablar de mi rendimiento individual, prefiero hablar del trabajo del equipo. El gol que anoté no tuvo nada de especial, no nos dio la victoria, sólo contribuyó a que remontáramos el marcador y consiguiéramos un buen resultado".

El delantero, inteligente observador del juego, comentó que de aquel partido había extraído dos conclusiones: "En primer lugar, si bajamos el ritmo, lo pagamos caro. Y en segundo lugar, cuando decidimos presionar arriba, tenemos mucho empuje y sacamos resultados, porque hay mucha calidad en este equipo. Espero que hayamos aprendido la lección. Nos ha servido de mucho comprobar que podemos remontar dos goles en contra. Tiramos de personalidad y de coraje. Es mejor corregir la trayectoria durante la fase de grupos que más adelante".

Encuentro con Mikel
Sobre el choque de cuartos entre Costa de Marfil y Nigeria en Rustenburg, Drogba admitió la dificultad de la empresa. “Será un partido muy reñido, porque el rival también quiere llegar lejos en esta competición. Nigeria tiene un equipo muy fuerte y muy físico. Stephen Keshi ha hecho un gran trabajo, pero espero que Costa de Marfil gane y siga adelante; de todas formas, no nos lo pondrán fácil".

Ahí, Drogba se verá las caras con un antiguo compañero de equipo, John Obi Mikel, un encuentro que le ilusiona especialmente. "Será duro y reñido. Todo el mundo sabe lo bueno que es [Mikel], y lo que hizo para el Chelsea en la final de la Liga de Campeones: destacó entre los mejores jugadores de aquel partido. Pero ahora nos convertiremos en rivales. Echaremos unas risas antes del encuentro, luego pelearemos con todo durante él y después volveremos a echar unas risas porque somos muy buenos amigos. Lo considero mi hermano".

Al referirse a su carrera en el fútbol de clubes, el delantero se negó a comentar su traspaso al Galatasaray turco, contra el que, al parecer, litiga su anterior club, el Shanghai Shenhua chino. "Estoy concentrado en esta Copa y quiero que triunfemos".

Costa de Marfil ha llegado como gran favorita a las últimas cinco ediciones de la Copa Africana de Naciones, y muchos de sus seguidores están convencidos de que, por fin este año, su selección disfruta de muchas posibilidades de proclamarse campeona de África. Si estuvieran en lo cierto, Drogba, quien participó en cinco partidos en las fases finales de la Copa Mundial de la FIFA™ de 2006 y 2010, tendría la oportunidad de volver a brillar en los escenarios internacionales en la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013, donde la nación que conquiste la actual edición de la Copa Africana de Naciones se enfrentará a España, campeona del mundo y de Europa, a Uruguay y a Tahití.