Ghana, primer semifinalista
© Getty Images

Los Blacks Stars de Ghana se impusieron por 2-0 a Cabo Verde en partido de cuartos de final del torneo continental de naciones jugado en el estadio Nelson Mandela de Port Elizabeth, Sudáfrica.

Los dos goles para el cuartofinalista en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 los anotó en el segundo tiempo el joven centrocampista Wakaso Mubarak, de 22 años de edad, jugador del Espanyol de Barcelona. El primero llegó de tiro penal en el minuto 54 y el segundo ya en los descuentos del duelo.

En las semifinales, Ghana, que cuenta con cuatro títulos en la CAN, ya lejanos en el tiempo (1963, 1965, 1978 y 1982), y fue finalista en la edición 2010 en Angola, ganada por Egipto, enfrentará al ganador del partido que disputan Burkina Faso y Togo en Nelspruit.

Cabo Verde sufrió un primer golpe para sus intereses cuando quien estaba siendo su mejor exponente, Ryan Mendes Da Graça, tuvo que ser reemplazado en el minuto 51 por Luis 'Platini' Soares, a causa de una lesión en un tobillo.

Apenas tres minutos después de ese percance, un golpe con el hombro de Carlitos sobre Asamoah Gyan en el área caboverdiana hizo que el árbitro Rajindraparsad Seechurn, de Isla Mauricio, señalara el punto penal y así Wakaso batió al arquero Josimar Vozinha.

Ya en los descuentos, el atacante del equipo barcelonés aprovechó un error de Vozinha, que dejó su arco libre, para marcar el segundo gol de un partido en el que su colega ghanés, el portero Fatau Dauda, se erigió en el mejor jugador de la cancha.

Dauda paró un disparo de 'Platini' (59), otro seco de Djaniny muy bien colocado contra un palo (82), y un minuto antes del segundo de su equipo, detuvo un verdadero misil de Heldon (90+4.)

De esta manera, los pupilos de Kwesi Appiah, capitaneados por Gyan, actualmente jugador del Al Ain emiratí, mostraron su mayor fogueo en esta clase de citas ante un rival más cándido, en un campeonato en el que no ha tenido un gran rendimiento.

Los Tiburones azules del entrenador Lucio Antunes dejan con la frente en alto la competición, en la que participaron por primera vez en su historia y llegaron sorpresivamente a la instancia.

A pesar de que muchos de sus jugadores militan en ligas europeas, el archipiélago del Océano Atlántico cuenta apenas con medio millón de habitantes, y es la nación más pequeña que ha disputado una CAN.