Nigeria inscribe su nombre en la final (4-1)
© AFP

Nigeria destrozó a Mali con su pegada (1-4) y luchará por su tercera Copa de África en la final del domingo en Johannesburgo.

Dos zarpazos de talento de los delanteros del Chelsea y del Spartak Victor Moses y Emmanuel Emenike y un golpe de suerte sentenciaron en la primera parte un encuentro igualado hasta entonces.

El recién ingresado Musa mató el partido en una contra en una segunda parte sin aliciente, en la que Mali sólo pudo anotar el gol del honor.

Las Super Águilas verdes vuelven a volar alto tras tres lustros de fiascos desde que enamoraran al mundo con su fútbol de ataque en la década de los años 90 y ahora esperan al rival que salga de la otra semifinal que disputarán Burkina Faso y Ghana.

Con autoridad
El partido comenzó con dominio territorial de los nigerianos, que controlaron el balón en el medio del campo, pero fue Mali la que creó las primeras ocasiones.

En el minuto 6, la defensa nigeriana despejó a córner un peligroso centro del lateral maliense Tamboura, que había llegado a la línea de fondo en una buena internada.

Lo volvió a intentar Keita en el minuto 10, pero su cabezazo a la salida de un córner se perdió a pocos centímetros del arco nigeriano. Mohammed Sissoko tuvo la siguiente oportunidad amarilla, al chutar ligeramente alto desde fuera del área tras la primera combinación larga de Mali.

Las oportunidades dieron confianza a Mali, que parecía estirarse y tomar el control del balón, pero Nigeria avisó de su peligro, y el portero Samassa despejó in extremis en un mano a mano con Emenike.

El jugador del Chelsea Obi Mikel pudo marcar en el minuto 21 con una buena volea desde fuera del área que se perdió cerca de la escuadra de Samassa.

Y, en el minuto 24, un magnífico quiebro de Moses en la banda derecha dejó solo ante la portería vacía de Mali a Echiejile, que remató en plancha el centro y adelantó a las águilas verdes.

Aún no se había repuesto Mali del golpe cuando Ideye remató solo ante el portero una gran asistencia de Emenike desde la derecha, poniendo el 0-2 en el marcador.

Al filo del descanso, Emenike chutó raso una falta al borde del área, la barrera desvió su disparo y Samassa no pudo hacer nada para evitar el tercero.

Cambio de ritmo
Con el partido visto para sentencia, Mali pudo acortar distancias por medio de Keita, que tiró fuera sólo ante el portero en el primer minuto de la reanudación después de una jugada trenzada del ataque amarillo.

Nigeria cedió la posesión a un Mali ya entregado e inoperante y, en el minuto 60, un pase en profundidad de Michel desarboló a la adelantada defensa amarilla y el recién ingresado Musa firmó solo ante el portero el 0-4.

El jugador del Rennes Diarrá marcó en el minuto 74 desde dentro del área un gol irrelevante para Mali, al culminar una buena jugada de Diabaté.

Nigeria se relajó en los minutos finales y Mali pudo marcar hasta en tres buenas ocasiones, pero sus delanteros marraron siempre ante Enyema.