Burkina Faso hace historia (1-1; PEN 3-2)
© Getty Images

Burkina Faso derrotó 3-2 en tanda de penales a Ghana tras empatar 1-1 en el tiempo reglamentario y prolongación en Nelspruit, Sudáfrica, en semifinales de la Copa de África de Naciones (CAN) 2013. Disputará la final el domingo ante Nigeria.

Esta final, para muchos sorpresiva, es la primera para los 'Etalons', que en 1998 llegaron a las 'semis' del torneo. 

En el tiempo reglamentario, anotaron de tiro penal Wakaso (13) y empató a la hora de juego Aristide Bance y, en la prolongación, el marcador ya no se movió.

Con este resultado, a los 'Black Stars' ghaneses les queda por delante el partido de consuelo por el tercer puesto, el sábado frente a Malí que, en la anterior edición de la CAN, les ganó 2-0 en la misma instancia.

Ghana, que fue semifinalista en las últimas cuatro ediciones del torneo continental de naciones, ganó en 1982 el último de sus cuatro títulos. En la ocasión tiene la excusa de haber prescindido de algunas de sus máximas figuras (Essien, KP Boateng, Muntari y los hermanos Ayew).

Con mucho corazón
Los burkineses pusieron más corazón y ganas de jugar en el arenoso terreno del estadio Mbombela de Nelspruit, controlando mucho más el balón e intentando ofender con mucho más frecuencia que sus adversarios.

Bance, autor del único gol burkinés, un corpulento y potente jugador, falló varias veces, ya fuera de cabeza o elevando sus remates ante los tres palos defendidos por Fatau Dauda, un elemento clave para esta alicaída Ghana en su afán de progresar en el torneo.

No menos importante fue la actuación de su colega Daouda Diakité, quie ahogó varias veces el grito de gol de su más enjundioso rival, cuartofinalista en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010.

Sin embargo, a pesar de todos sus yerros, Bance encontró un agujero en la zaga ghanesa para lograr la igualdad (60, 1-1).

Eso sí, Burkina Faso, ya privada de su estrella Alain Traoré, no contará con el eficaz Pitroipa en la final ante los 'Superáguilas' por un fallo más que discutible del árbitro del encuentro.