Capacidad de liderazgo y voz de mando
© AFP

De los ocho capitanes de esta edición de la Copa FIFA Confederaciones, cuatro de ellos son defensas, cinco superan los 30 años y seis desempeñan su oficio en Europa. FIFA.com examina de cerca a estas figuras carismáticas, todas las cuales albergan esperanzas de levantar el preciado trofeo el domingo 30 de junio.

GRUPO A

Brasil: Thiago Silva (28, defensa)
El capitán del París Saint-Germain se ha forjado la reputación de ser uno de los mejores zagueros del mundo, a base de actuaciones estelares regulares durante varias campañas en la élite del fútbol europeo. Alcanzó el estrellato con su fichaje por el AC Milan en 2009, donde sus desempeños le valieron alabanzas entusiastas en un club acostumbrado a sacar a la luz defensas inolvidables. Silva es plenamente consciente de las responsabilidades que conlleva la capitanía de la Seleção. "El brazalete me hace recordar todo lo que pasé antes de llegar hasta aquí", ha manifestado, "y, por eso, pueden estar seguros de que voy a honrarlo de la mejor manera posible, para que todos puedan verme como un ejemplo".

Japón: Makoto Hasebe (29, centrocampista)
Desde su puesto como medio de contención, Hasebe dicta el ritmo de juego de los Samuráis y propulsa a sus compañeros de ataque. Desempeña un papel similar en el Wolfsburgo alemán, equipo con el que ganó la Bundesliga en su segunda temporada en el fútbol europeo. Hasebe hizo su debut como internacional en 2006, y cumplió el sueño de su vida al comandar la selección de su país en la Copa Mundial de la FIFA 2010™.

México: Francisco Javier Rodríguez (33, defensa)
Uno de los pocos veteranos en un jovencísimo combinado nacional mexicano, Rodríguez es el lugarteniente en el campo del seleccionador José Manuel de la Torre, que lo nombró capitán nada más conocerse la noticia de que su antecesor en el cargo, Rafa Márquez, no iba a regresar a El Tri. Cortafuegos fiable con una larga trayectoria en Europa, donde ha jugado en el PSV Eindhoven holandés y el Stuttgart alemán, Rodríguez es de carácter fuerte pero tácito, y prefiere predicar con el ejemplo antes que dar gritos a sus compañeros.

Italia: Gianluigi Buffon (35, portero)
Buffon lleva unos cuantos años siendo uno de los mejores guardametas del mundo. Heredó el brazalete de Italia cuando el venerable Fabio Cannavaro se retiró de la Nazionale al concluir la Copa Mundial de la FIFA 2010™. Desde entonces, Buffon ha liderado a sus compatriotas con su buen hacer dentro y fuera de los campos, y ya es uno de los futbolistas más respetados del orbe. El seleccionador Cesare Prandelli ha declarado recientemente que el número 1 de Italia es "un buen ejemplo para cualquier jugador joven".

GRUPO B

España: Íker Casillas (32, portero)
Emblemático capitán de su club y su país, Casillas condujo a la Roja hasta la gloria en las Eurocopas de 2008 y 2012, y hasta su primera apoteosis en la Copa Mundial de la FIFA en 2010. Pese a quedar descartado por José Mourinho en el Real Madrid al final de la recién concluida temporada, sigue siendo el portero titular de Vicente del Bosque y el portador del brazalete español. Bajo los tres palos, sabe inocular su seguridad y actitud ganadora al resto del equipo. Del Bosque se muestra efusivo en la valoración de el Santo: "En términos futbolísticos, es una leyenda viva".

Tahití: Nicolas Vallar (29, defensa)
Vallar es uno de los pocos tahitianos en haber jugado profesionalmente en Europa. Posee un cerebro muy bien dotado para el fútbol y constituye una presencia impertérrita en la retaguardia. Fue nombrado mejor jugador del torneo en la Copa de Naciones de la OFC 2012, en la cual la pequeña isla del Pacífico reservó su billete a Brasil como por arte de magia. El seleccionador de Tahití, Eddy Etaeta, no escatima elogios hacia el capitán de los Toa Aito. "Posee un tremendo poderío físico y es muy agresivo en el marcaje", señaló Etaeta a FIFA.com. "Puedo decir que los delanteros a los que se ha enfrentado este año han acabado sintiéndose bastante atorados".

Nigeria: Vincent Enyeama (32, portero)
Aunque el capitán de las Superáguilas en la Copa Africana de Naciones 2013 en teoría era Joseph Yobo, en la práctica fue Vincent Enyeama quien lució el brazalete durante la mayor parte del campeonato. Dado que el seleccionador Stephen Keshi no ha convocado a Yobo para la Copa FIFA Confederaciones, se prevé que Enyeama asumirá el cargo de manera regular. Como guardameta de Nigeria durante más de una década, el Gato sabrá cómo organizar a la defensa relativamente inexperta de las Superáguilas. El jugador del Maccabi Tel Aviv ciertamente posee los galones que hacen falta para esa tarea en los torneos de la FIFA, habiendo sido nombrado dos veces Hombre del Partido en sus tres apariciones en la Copa Mundial de la FIFA 2010™.

Uruguay: Diego Lugano (32, defensa)
El carácter y la personalidad de este fornido central lo convierten en pilar básico de la estructura defensiva de la Celeste, pero el ex astro del Sao Paulo también sirve de fuente de inspiración a los suyos fuera de los terrenos de juego. Óscar Tabárez reconoció sus cualidades en cuanto tomó las riendas del equipo nacional en 2006, nombrándolo capitán ipso facto. Desde entonces, Lugano sólo se ha ausentado del once inicial de su patria por lesiones o sanciones, y encarna a la perfección la pugnacidad y el espíritu combativo de la Celeste.