Cuando el seleccionador de Camerún, Hugo Broos, preparaba a su equipo para la final de la Copa Africana de Naciones contra Egipto a primeros de febrero, el técnico belga hizo hincapié no sólo en hablar a sus jugadores del formidable rival al que iban a enfrentarse en el Estadio de la Amistad de la capital gabonesa, Libreville.

“Quería motivarlos un poco más, así que les recordé que, como campeones de África, viajarían a Rusia en junio de este año para disputar la Copa FIFA Confederaciones”, señaló Broos. “Les dije que, si ganaban el encuentro contra Egipto, se desplazarían a Rusia. Sin duda, eso supuso una motivación adicional para todos ellos”.

Al término del primer periodo, no obstante, el sueño de Broos de viajar a Rusia con motivo de la Copa Confederaciones parecía distante, después de que Mohamed Elneny hubiese puesto a los Faraones por delante. “Egipto estaba jugando mejor que nosotros”, continuó Broos. “No jugamos nuestro fútbol en el primer tiempo. Creo que estábamos temerosos o nerviosos. Pero les dije a los jugadores en el descanso que aún no se había acabado, y que todavía podían ganar y clasificarse para la Copa Confederaciones.”

Nicolas Nkoulou empató al cuarto de hora de la reanudación y, a falta de dos minutos, Vincent Aboubakar dio a los Leones indomables su quinta corona africana. “Al final, creo que fuimos el equipo que se merecía de verdad el título. Y ahora tenemos muchas ganas de jugar la Copa Confederaciones. Estamos todos muy contentos al respecto”, subrayó Broos.

Michael Ngadeu fue uno de los varios jugadores de la plantilla de Camerún que hicieron en Gabón 2017 su debut en una gran competición. El defensa del Slavia de Praga, un fijo en el once titular de Broos durante la cita continental, está deseando ahora jugar en Rusia 2017.

“Tenemos una plantilla muy buena”, afirmó Ngadeu. “Somos un grupo joven, y este equipo podría ser perfectamente aún mejor dentro de tres o cuatro años. Será la primera presencia en la Copa Confederaciones para todos nosotros, y nos esforzaremos al máximo para asegurarnos de jugar un buen torneo”.

El regreso a Rusia, en peligro 
En cambio, en la fase de clasificación africana para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, Camerún dista cuatro puntos de Nigeria a falta de cuatro partidos. Adelantar a las Súper Águilas constituye un desafío tremendo, y volver a visitar Rusia en 2018 podría resultar una aspiración demasiado lejana.

Benjamin Moukandjo, delantero del Lorient, es uno de los pocos jugadores de la plantilla presente en Gabón que sabe lo que es jugar en la cita mundialista, tras haber sido titular con Camerún en los tres partidos de la primera fase del Mundial de Brasil 2014.

“La Copa Confederaciones es otra gran competición”, afirmó Moukandjo. “Tuvimos unas cuantas semanas para disfrutar del triunfo en la Copa Africana de Naciones, pero ahora empieza el trabajo para la Copa Confederaciones. Habrá unas cuantas convocatorias para empezar a prepararse para los importantes partidos venideros. Tengo muchísimas ganas de jugar en Rusia”.

La selección de África occidental ha quedado encuadrada en el Grupo B junto a Chile, Australia y la campeona mundial Alemania, lo que permitirá a Ambroise Oyongo medirse a algunos de los mejores jugadores del mundo. “Cuando juegas al fútbol tienes que estar listo para jugar contra todos los mejores jugadores”, precisó Oyongo. “Tienes que prepararte para eso, y concentrarte. Tengo muchas ganas de probarme. No es fácil. Podría enfrentarme a Thomas Mueller”.

“Si nos clasificamos para semifinales, podemos jugar contra Portugal y Cristiano Ronaldo”, añadió. “Si juegas a ese nivel, tienes que aceptar que jugarás contra los mejores. Tienes que luchar para ser el mejor defensa del mundo”.

Oyongo, que milita en el Montreal Impact, de la MLS, afirmó que Camerún debería aprender de su experiencia en Gabón. “Las mejores selecciones de todo el mundo compiten en la Copa Confederaciones, así que tenemos que prepararnos bien. Tenemos un buen equipo, y si nos preparamos como hicimos de cara a la CAN, estaremos listos para poder hacer algo importante allí”.

Antes de la cita de Gabón, Broos tuvo que reemplazar a varios jugadores habituales, pero a Oyongo no le preocupa que pueda producirse una posible pérdida de armonía dentro de la plantilla. “Somos fuertes por nuestra mentalidad”, aseveró. “Si todos acatan lo que dice el seleccionador, podemos hacer algo. Tenemos que permanecer juntos y estar concentrados. No tenemos grandes figuras en el equipo, pero tenemos una mentalidad fuerte”.