El español David Villa tenía 32 años y 137 días cuando le marcó tres goles a la debutante Tahití en la Copa FIFA Confederaciones 2013. Aquel logro convirtió al entonces delantero del FC Barcelona en el jugador más veterano en anotar una tripleta en la competición.

En aquel partido, que se saldó con un rotundo 10-0 a favor de España, se registraron además los siguientes récords: La Roja logró su victoria más abultada en la Copa FIFA Confederaciones, mientras que Fernando Torres marcó cuatro goles que le permitieron pasar a la historia como el primer futbolista en anotar al menos dos tripletas en la competición (la otra la consiguió frente a Nueva Zelanda).

Villa sumó frente a Tahití la tercera y última tripleta de su trayectoria con el combinado español, después de las que logró ante Rusia en la Eurocopa 2008 (4-1) y contra Azerbaiyán en un amistoso en 2009 (6-0).