Katlego Mphela se encargó de lanzar un tiro libre en los últimos segundos del tiempo reglamentario en el partido por el tercer puesto de la Copa FIFA Confederaciones 2009, y lo coló por toda la escuadra para anotarse su sexto gol con los Bafana Bafana. El delantero, que no había participado en la fase de grupos de aquella competición disputada en su propio país, acababa de saltar por primera vez al terreno de juego en la semifinal contra Brasil, saldada con la derrota de los suyos. Por consiguiente, el choque contra España se convirtió en su particular momento de gloria en la competición.

Sudáfrica había perdido por 2-0 a manos de la Roja en la fase de grupos, pero el emparejamiento estuvo mucho más reñido en esta ocasión. Mphela entró como suplente en el minuto 64 e inauguró el marcador nueve minutos después, con un centro-chut. En un final de partido espectacular, todo apuntaba a que España se aseguraba la victoria con un doblete de Daniel Güiza, pero en el minuto 3 del descuento, Mphela sorprendió a Iker Casillas con un cañonazo desde 25 metros y abocó el encuentro a la prórroga. Fue otro tiro libre, aunque en esta ocasión de Xabi Alonso, el que decidió la contienda a favor de los campeones de Europa en el minuto 107, pero los anfitriones merecieron todos los aplausos por la competitividad demostrada.