Dos fueron los minutos que tuvieron que transcurrir para que se abriera el marcador en la final de la Copa FIFA Confederaciones 2013 que enfrentó a Brasil y España en el Maracaná. Hulk centró al corazón del área y tanto Neymar como Fred bregaron por un balón que acabó cayendo a los pies del segundo, quien, desde el suelo y a bocajarro, envió el cuero lejos del alcance de Iker Casillas. El gol dio alas a una selección brasileña que superó a la entonces vigente campeona del mundo por un apabullante 3-0 y conquistó así su tercera Copa FIFA Confederaciones consecutiva.

Con su gol, Fred batió la marca que había establecido Michael Laudrup en la edición de 1995, cuando el genial futbolista danés adelantó a su selección frente a Argentina en el minuto ocho de partido. El ariete brasileño lograría un segundo gol en la final de 2013 y ampliaría así a cinco su cuenta realizadora en el certamen. El español Fernando Torres también sumó cinco dianas en aquella Copa FIFA Confederaciones, pero lo hizo en menos tiempo, por lo que se acabó adjudicando la Bota de Oro de adidas de la competición.