• México ha disputado 6 de las 9 ediciones de la Confederaciones
  • En Rusia 2017 compite en el Grupo A con Rusia, Nueva Zelanda y Portugal
  • Guardado, el capitán del Tri: "Veremos de qué estamos hechos"

El capitán del Tri, Andrés Guardado, mira con ilusión a la Copa FIFA Confederaciones 2017. México tiene una buena hoja de servicios en el Torneo de los Campeones: ha disputado seis ediciones y levantó el trofeo en 1999, cuando fue anfitrión de la competición.

“Yo estaba pequeño viéndola en casa. El país estaba paralizado. Recuerdo la final contra Brasil en el Azteca. Fueron capaces de ganarla y el país se volvió loco. Fue uno de los triunfos más representativos que ha tenido la selección mayor y a partir de ahí se tomó con otra cara la Copa Confederaciones”, recuerda Guardado, que entonces tenía 12 años. “No volvimos a ser campeones, pero estuvimos muy cerca en 2005 jugando muy bien contra Argentina en las semifinales. Fue un partido muy parejo que se fue a los penales”.

El volante de contención tuvo la ocasión de vivir en primera persona la edición de 2013, en Brasil. Allí disputó los tres partidos de grupo con México, que no logró acceder a semifinales.

“En aquel momento estábamos sufriendo muchísimo en la eliminatoria. Fuimos con muchas dudas en el trabajo que se estaba haciendo, con el entrenador muy cuestionado y en medio de un ambiente muy negativo. Y casi pasó lo que tenía que pasar cuando un equipo está falto de confianza. No pudimos pasar de la primera fase”.

“Pasó todo lo contrario a lo que ahorita está pasando”, opina el jugador. "Por eso estamos muy confiados en esta edición. Vamos con un ambiente totalmente diferente, con una eliminatoria muy encaminada y un nivel de confianza en el equipo muy alto que seguramente nos ayudará a hacer un papel bueno”.

La selección mexicana es líder del Hexagonal Final de la CONCACAF, clasificatorio para Rusia 2018, y podría certificar su billete mundialista en las dos próximas fechas de junio. Justo antes de viajar a Rusia para el Torneo de los Campeones.

“Esto nos beneficia muchísimo. Podríamos asegurarnos el pase directo al Mundial, e imagínate lo que eso puede representar: llegar a la Copa Confederaciones con más confianza y más tranquilidad para poder enfocarnos 100% en ese torneo y por qué no pensar en ganarlo”.

Datos personales
- Ha jugado 3 Copas Mundiales y ha ganado 2 Copas Oro de la CONCACAF
- Debutó profesionalmente en el Atlas mexicano en 2005
- Dio el salto a Europa en 2007: jugó con el Deportivo de la Coruña, el Valencia y el Bayer Leverkusen
- Llegó al PSV Eindhoven en 2014: ya ha ganado 2 ligas y 2 supercopas de Holanda

“Siento que he encontrado mi lugar", dice sobre el momento dulce que vive con el PSV holandés. "He conseguido los objetivos que siempre había soñado: ser campeón, jugar la Champions todos los años… a eso súmale el cariño de la gente. Me siento muy cómodo aquí. Estoy muy agradecido”, explica a sus 30 años.

“Llegué aquí con cierta plenitud y madurez. Después del Mundial de 2014, sentía que donde me dieran una oportunidad de jugar iba a demostrar que estaba preparado y me iba a ir bien”. Y así fue. A pesar de que las lesiones le han traído no pocos dolores de cabeza. Pero él lo afronta con buen talante.

“Mira, hay gente que padece de artritis, otros del estómago, a otros les dan migrañas. Pues yo padezco de roturas fibrilares. Es mi padecimiento en el fútbol. He intentado de todo para que las lesiones me dieran una tregua y lo he conseguido en cierta manera. No me lesiono tan seguido como antes, aunque sigo sufriendo de eso. Pero tengo esa debilidad y nada... Cuando me lesionó da mucha rabia, pero trato de afrontarlo con tranquilidad para recuperarme rápido y volver pronto al 100%”

Y si las lesiones le respetan, él sueña con ceñirse el gafete de capitán para liderar el vestuario de México en Rusia. “Tenemos mucha confianza”, vuelve a subrayar.

“Nos tocó un grupo complicado con la anfitriona y el campeón de Europa. Con todo el respecto, Nueva Zelanda sería el equipo más modesto. Pero confiamos en nuestras posibilidades. México está necesitado de dar ese salto de calidad a nivel internacional en una Copa Confederaciones, en una Copa América, en un Mundial… Ésta es una prueba idónea para demostrar que México ha dado ese salto de calidad y veremos de qué estamos hechos en esta Confederaciones”.