“Esta competición me abrió las puertas para la selección absoluta”. Es sólo el primero de los motivos por los que Ronaldinho se emociona con la Copa FIFA Confederaciones.

Aunque, seamos justos, aquella primera, la de México 1999 no fue la que le dejó mejor recuerdo. El brasileño disputó tres ediciones de la Copa FIFA Confederaciones y la más especial siempre será la última de su currículum: “Ser campeón como capitán, tener el placer de levantar ese trofeo...”, suspira con una sonrisa. Fue en Alemania 2005, cuando Brasil derrotó a Argentina por 4-1 y él anotó un gol. “Aquel partido marcó una época”.

No te pierdas este vídeo en el que Ronaldinho comenta las sensaciones que le genera el Torneo de los Campeones. “Hace que empieces a imaginarte en una Copa Mundial”...