• México debutaba en la Copa FIFA Confederaciones 2005 contra Japón
  • Zinha empató el partido que México acabó ganando por 2-1
  • Fue elegido el mejor gol de la historia del torneo por los usuarios de FIFA.com y FIFATV en YouTube

Algunos de los mejores futbolistas del mundo han marcado goles de auténtico lujo en la Copa FIFA Confederaciones. Sin embargo, el elegido por los usuarios de de FIFA.com y YouTube en 2013 como el mejor de los 25 años de historia del certamen no fue obra de Ronaldinho, Neymar, Miroslav Klose o David Villa.

Ese honor recayó en un mexicano algo menos conocido, Zinha. El ariete, que a sus casi 41 años sigue en las filas de su amado Toluca, conversó con FIFA.com sobre su soberbio cañonazo en Alemania 2005.

"Para nosotros fue un ataque normal, dado que entonces nos gustaba subir por las bandas", rememoró Antonio Naelson, más conocido como Zinha, acerca de esa jugada que le otorgó la inmortalidad. "Hubo un intercambio entre Pavel Pardo y Salvador Carmona. No recuerdo exactamente cómo, pero de repente el balón me llegó al borde del área penal".

Cualquier periodista deportivo con experiencia sabe que cuando el autor de un gol se pone a describirlo, no hay detalles y ni poesía. No hay chispa en el relato. Ellos no los perciben como nosotros desde las gradas, las tribunas de prensa o el sofá de casa. Para el artillero, el tanto es un instante suspendido en el tiempo que se torna borroso. El reloj se ralentiza y todo se vuelve confuso.

Eso le ocurrió a Zinha, quien solo ahora, y con la perspectiva que da el tiempo, es consciente del significado de aquella diana. "Controlé el balón casi inmediatamente. Estaba a unos 30 metros de la portería. Bastante lejos. Pero la pelota estaba bien colocada y no tuve que ajustar mi cuerpo en absoluto".

La Copa Confederaciones ocupa un lugar especial en el corazón de los jugadores y aficionados mexicanos. Es la única competición que su selección masculina absoluta ha ganado. Además fue en el mítico Azteca, en 1999. "Habíamos conquistado el título pocos años antes", apuntó Zinha. "Y en Alemania se esperaba mucho de nosotros".

El tanto de la remontada
Los de Ricardo La Volpe iban perdiendo desde los compases iniciales de aquel primer duelo, contra Japón. La campeona de la AFC se adelantó en el marcador en el minuto doce por medio de Atsushi Yanagisawa. Entonces llegó el momento mágico de Zinha que cambió el rumbo del partido y del resto de la competición para México.

Con el balón a su merced, nuestro protagonista, un elegante mediocampista poseedor de un gran control del esférico y merecedor del dorsal número diez que aún luce a día de hoy, ejecutó un potente lanzamiento a larga distancia con efecto que el arquero japonés, Yoshikatsu Kawaguchi, no pudo detener. El disparo fue directo a la escuadra. "Hay algunos goles que se quedan siempre contigo como jugador", añadió Zinha. "Y este es el mío. Es el que yo recuerdo, y mis amigos y mi familia también. Fue especial".

Fue el tipo de diana que da la vuelta a un encuentro y desmoraliza al rival. A los mexicanos los propulsó hasta la victoria por 1-2 ese día y hasta el cuarto puesto en la tabla final. Zinha, que vistió por última vez los colores del Tri en 2013, no lo olvidará jamás. "Es como un rayo de luz en mi mente", apuntó el volante, que se niega a colgar las botas a pesar de su edad, quizás esperando cuajar otro instante que iguale al de aquel mes de junio de 2005 en Hanóver. "Lo recuerdo con más claridad que muchos otros momentos de mi carrera".

"Ese gol, y la votación de los aficionados, me han hecho muy feliz. Ya lo he dicho anteriormente", concluyó Zinha, que al año siguiente disputó la Copa Mundial de la FIFA en Alemania. "Algunos de los mejores futbolistas del mundo han marcado en la Copa Confederaciones, por eso me siento agradecido y honrado y en última instancia he de dar las gracias a los que votaron por mí. Ese fue mi momento".