• Australia apunta alto de cara al futuro
  • "Tienen un juego combinativo buenísimo", Joachim Loew
  • "Hemos aprendido mucho de este partido", el arquero Ryan

Por Pete Smith, con Australia

“Este partido se puede comparar con uno de cuartos de final de un Mundial”. Esas fueron las palabras del seleccionador de Chile, Juan Antonio Pizzi, después del trabajadísimo 1-1 de sus hombres ante Australia. El técnico añadió que el encuentro había sido más duro que el que enfrentó a la Roja con la campeona del mundo, Alemania.

Y Pizzi está bien situado para hablar de fútbol de alto nivel, después de conducir a su equipo a la victoria en la Copa América Centenario y dirigirlo durante gran parte de la actual competición preliminar de la zona sudamericana para la Copa Mundial de la FIFA™.

La semana pasada, los australianos también recibieron las alabanzas del entrenador campeón del mundo con Alemania, Joachim Loew, quien señaló que los Socceroos “tienen un juego combinativo buenísimo” y “atacan con audacia contra las mejores selecciones del fútbol mundial”.

El resultado ante los sudamericanos obliga a Australia a hacer las maletas al término de la fase de grupos de la Copa FIFA Confederaciones, tras registrar otro empate a 1-1 ante Camerún y perder 3-2 contra Alemania.

La visible frustración de Ange Postecoglou cuando sonó el pitido final pone de manifiesto las ambiciones que tiene ahora el fútbol en su país. “No hemos superado la liguilla, que era nuestro objetivo, así que estoy decepcionado”, reconoció el seleccionador australiano. “Es una oportunidad perdida”.

“Chile es una de las mejores selecciones del planeta, y le ha ganado fácilmente a algunos de los mejores equipos del mundo”.

“Estoy poniendo el listón lo más alto que puedo, creo que es algo necesario si se quiere competir al mayor nivel posible”.

“Respeto muchísimo a Chile. He seguido su progresión en los cuatro o cinco últimos años y no ha dado un paso atrás contra nadie. Creo que nosotros podemos fijarnos en eso y llegar a ser un equipo parecido”.

Confianza para los próximos retos
A partir de ahora Australia volverá a centrarse en la campaña clasificatoria del Mundial de 2018, en la que se ha mostrado por momentos poco firme, aunque se mantiene invicta. La competición preliminar vuelve a finales de agosto, y los Socceroos pelean con Japón y Arabia Saudí por uno de los dos puestos que dan el pase automático al torneo. Su próximo compromiso es un duelo que se adivina épico ante los Samuráis Azules en Saitama.

El seleccionador de Japón, Vahid Halilhodzic, se desplazó a Moscú para asistir al partido, y tendrá bastantes elementos que analizar. Los futbolistas australianos, por su parte, afirman que la experiencia de la Copa Confederaciones les ha beneficiado mucho.

“Estábamos hablándolo en el vestuario, precisamente: para nosotros ha sido muy, muy positivo”, declaró el lateral Mark Milligan. “Hemos crecido muchísimo. Ha sido una inyección de confianza para nuestros dos próximos clasificatorios [contra Japón a domicilio y ante Tailandia en casa], y vamos a terminar con fuerza esta campaña mundialista”.

El guardameta Mat Ryan tampoco ocultó su optimismo por los avances logrados en estas dos semanas. “Como equipo, hemos aprendido mucho de este partido”, indicó. “En estos últimos años Chile está siendo una de las referencias del fútbol mundial. Creo que hoy nos hemos ganado mucho respeto. Si seguimos en la misma línea en los dos próximos clasificatorios del Mundial, volveremos a Rusia el año que viene”, pronosticó.