Por primera vez en un torneo oficial, la FIFA aplicará un procedimiento de tres fases para los incidentes de naturaleza discriminatoria. Además, desplegará observadores antidiscriminación en todos los partidos de la Copa FIFA Confederaciones 2017.

El procedimiento de tres fases atribuirá a los colegiados la autoridad para, en primer lugar, interrumpir el partido y pedir que se transmita un mensaje instando a los espectadores a cesar la conducta discriminatoria; a continuación, podrán interrumpir el encuentro hasta que cese dicha conducta y pedir que se transmita otro mensaje de advertencia; por último, podrán suspender el partido si la conducta discriminatoria persiste.

Por otra parte, el despliegue de observadores antidiscriminación forma parte del sistema de vigilancia que la FIFA ha utilizado en clasificatorios para la Copa Mundial y en determinados amistosos.

Se ha confiado a la red Fare —una organización que cuenta con vasta experiencia en la lucha contra la discriminación en el fútbol— la formación y coordinación de los observadores de partidos. Partiendo de los principios establecidos en la "Guía global sobre conductas discriminatorias en el fútbol" de Fare, los observadores de partidos vigilarán el comportamiento de la afición de ambos equipos, así como la de espectadores neutrales.

Si llegaran a ocurrir incidentes de índole discriminatoria durante el encuentro, las pruebas recolectadas por los observadores se remitirán a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, órgano que las examinará y adoptará las medidas pertinentes. Además, los observadores de partidos darán su apoyo al personal operativo cuando sea necesario poner fin a incidentes discriminatorios antes y durante los partidos, y mantendrán un contacto directo con el personal de seguridad.

"La experiencia obtenida con la labor realizada durante los clasificatorios mundialistas en todas las confederaciones se aplicará por primera vez a un torneo de la FIFA. Junto con la posibilidad de emplear el procedimiento de tres fases, se trata de cambios innovadores para luchar contra la discriminación en la edición de 2017 de la Copa FIFA Confederaciones", declaró el presidente de la FIFA Gianni Infantino. "Estas dos iniciativas ponen a disposición de los árbitros y responsables de los partidos más herramientas que ayudan a prevenir las conductas discriminatorias y garantizan un ambiente deportivo y de respeto en los estadios".

"Es un acontecimiento y nos llena de satisfacción el hecho de que se haya confiado a Rusia poner en práctica en la Copa FIFA Confederaciones y en la Copa Mundial iniciativas que pretenden mejorar el fútbol en todo el mundo. En definitiva, es un honor y una gran responsabilidad. Tenemos la certeza de que el próximo torneo de campeones se disputará en un ambiente festivo y hospitalario, del que disfrutarán todos los espectadores y equipos", añadió el viceprimer ministro ruso y presidente del Comité Organizador Local (COL), Vitali Mutkó.

En la actualidad, además de redoblar la vigilancia e imponer sanciones más severas, se ha sensibilizado y formado al público como parte esencial de la estrategia utilizada. En las pantallas de los estadios de la Copa FIFA Confederaciones se proyectará un vídeo con leyendas del fútbol que transmitirán un mensaje antidiscriminatorio.

En 2015, la FIFA publicó la "Guía de la FIFA de buenas prácticas en materia de diversidad y lucha contra la discriminación" para respaldar a sus federaciones miembro, e introdujo asimismo el Premio de la FIFA a la Diversidad para distinguir anualmente a aquellas organizaciones, grupos o personas que luchan por la diversidad en el fútbol y son fuente de inspiración para lograr la unidad, solidaridad e igualdad entre todas las personas.

En las semifinales que se disputarán el 28 de junio en Kazán y el 29 de junio en Sochi, la FIFA y el COL celebrarán las jornadas de la FIFA contra la discriminación con un protocolo especial previo al partido. Estas jornadas anuales forman parte del calendario de la FIFA desde 2001.