Al cabo de 10 días, y de haberse disputado 12 partidos, la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017 alcanzó su primer descanso de dos días; y los representantes de la FIFA y del Comité Organizador Local aprovecharon para ofrecer a la prensa un balance de la fase de grupos. 

El director de Competiciones y Eventos de la FIFA, Colin Smith, y el director ejecutivo del Comité Organizador Local, Alexey Sorokin, hablaron de los aspectos operativos de la competición. A continuación, el director de Arbitraje de la FIFA, Massimo Busacca, aportó su visión sobre uno de los aspectos históricos de la edición de 2017: el empleo del VAR (arbitraje asistido por vídeo).

En la rueda de prensa se presentaron las siguientes cifras destacadas que registró la fase de grupos:

  • 34 goles marcados (2,8 goles de promedio)
  • 449.599 espectadores asistieron a los partidos de la fase de grupos
    • 37.466 espectadores de media (similar a la edición de 2009: 36.555)
  • 39 tarjetas amarillas, 2 tarjetas rojas (segunda amarilla)
  • 10 casos revisados por el VAR
  • 5.844 voluntarios de 78 países prestaron su ayuda en todas las sedes
  • 3.087 miembros de la prensa acreditados, incluyendo TV en las cuatro sedes
  • 68.548 acreditaciones impresas
  • 262 trenes gratuitos entre las sedes utilizados por el público en general y la prensa
  • Más de 56.000 billetes expedidos para los trenes gratuitos
  • 392.222 Fan ID (tarjetas de hincha) emitidas

Y estas fueron las principales declaraciones:

Colin Smith, director de Competiciones y Eventos de la FIFA
"Hemos podido ver pruebas inequívocas de cómo las operaciones en los 12 primeros partidos se han llevado a cabo a un nivel muy alto, tanto en los estadios como en las cuatro sedes. Desde un punto de vista operativo, la fase de grupos de la Copa FIFA Confederaciones ha sido un éxito.

Dicho esto, no obstante, apreciamos un margen de mejora, por supuesto. Hay aspectos operativos que seguimos configurando y adecuando para mejorar la organización de los cuatro partidos restantes de la segunda fase. Asimismo, es muy importante que estas mejoras sirvan también de lecciones valiosas con vistas a la Copa Mundial de la FIFA del próximo año; y no sólo en los cuatro estadios que estamos utilizando aquí, sino en los 12 escenarios que se utilizarán el año que viene".

Alexey Sorokin, director ejecutivo del Comité Organizador Local
"Soy supersticioso, así que seré cuidadoso, pero lo cierto es que las cosas han ido muy bien hasta ahora. Las reacciones de los aficionados, jugadores y demás participantes han sido muy positivas, pero no nos precipitemos; sabemos que tenemos por delante los cuatro partidos más importantes, los de la segunda fase.

No es ningún secreto que todo esto es un esfuerzo conjunto al que contribuyen la FIFA y el COL, pero también las autoridades locales y federales. Este esfuerzo ha llevado a que iniciativas muy complejas hayan resultado plenamente operativas, como los trenes gratuitos para que los titulares de entradas viajen de una sede a otra; o la entrada al país sin necesidad de visado, mediante la Fan ID. 

Con vistas a la Copa Mundial de la FIFA 2018, sin duda, tenemos que dar instrucciones al público para que vengan a recoger sus FAN ID –y para que lleguen al estadio– con suficiente antelación. Ese tipo de conclusiones son las que vamos a sacar aquí. Sacaremos conclusiones y aprenderemos nuestras lecciones, pero en general, todo está funcionando. Esa es la mejor conclusión intermedia que puedo ofrecer. Las cosas que nos preocupaban han salido muy bien".

Massimo Busacca, director de Arbitraje de la FIFA
"Hasta ahora, las pruebas han sido muy positivas. Lo más importante para nosotros, con diferencia, es que no se han cometido errores claros. Hemos visto cómo se tomaban seis decisiones de las que inclinan la balanza como consecuencia de la revisión del VAR (arbitraje asistido por vídeo). Eso es lo que dicta el protocolo: buscar errores claros. Centrarse en decisiones clave.

Dicho esto, admitimos que hay muchos aspectos que deberían mejorarse, por supuesto. Tenemos que mantener un tiempo de espera lo más breve posible. Los mejores árbitros son inteligentes: saben que las comunicaciones deben ser rápidas y directas; saben que el tiempo es un imperativo. Sin embargo, elegir la cámara con el ángulo correcto lo más deprisa posible, bajo presión, es algo que todavía no se hace automáticamente, sin pensar. Tras concluir el torneo, trabajaremos para el futuro; tenemos que hacerlo. En cualquier caso, estos resultados que tenemos en nuestras manos ya son importantes.

No vamos a ser perfectos, pero reduciremos los errores. Además, el VAR será un instrumento para la prevención. Los jugadores sabrán que están siendo vigilados. Dicho esto, el objetivo del árbitro sigue siendo el mismo: estar en el lugar adecuado en el momento oportuno, comprender el juego y tomar las decisiones correctas al aplicar sanciones disciplinarias".