• ¿Qué puede mejorar México de cara al futuro?
  • Las estadísticas que respaldan la teoría
  • Opinan Marco Fabián, Osorio y Memo Ochoa 

Por Martín Langer, con México 

México no fue capaz de vencer la historia. La derrota de 4-1 contra Alemania fue tan dura como dolorosa y, aunque el equipo quizá hubiera merecido mejor suerte en cuanto a la diferencia en el marcador, lo cierto es que la Mannschaft fue un merecido ganador.

Pese a la tristeza del resultado, si se toma con un poco de perspectiva, el objetivo real para este equipo es la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. En consecuencia, sin duda se puede aprender de la experiencia para evitar cometer los mismos errores en el máximo escenario del futbol mundial.

A continuación, analizamos tres situaciones que México puede mejorar para convertirse en protagonista en el futuro. 

1. Concentración desde el primer instante
México empezó perdiendo en todos los partidos en Rusia 2017 y, en esta ocasión, se vio abajo en el marcador 2-0 desde el minuto 8. Los dos goles, además, fueron errores puntuales, evitables, bien aprovechados por el equipo rival. En los partidos anteriores, El Tri había sido capaz de remontar pero, en esta ocasión, ante un rival de más alta calidad, no tuvo los recursos suficientes para conseguirlo.

La frase: “Hay que estar atentos desde el principio, sobre todo para equipos grandes, como Alemania, que aprovechan cualquier circunstancia y son contundentes”
Marco Fabián, mediocampista

La estadística: Alemania marcó dos goles en sus primeros tres disparos a gol.

2. Ser más efectivos frente al marco
Tras recibir los dos primeros goles, México se recuperó y, durante treinta minutos, generó su mejor fútbol de todo el torneo. Pero primero Giovani dos Santos, luego Jonathan y finalmente Javier Hernández tuvieron oportunidades claras para descontar y no lo consiguieron. En el segundo tiempo, El Tri generó aún más opciones, y sólo pudo hacer el gol de la honra con un disparo espectacular de Marco Fabián. En el futuro, los aztecas tienen que ser más atinados frente a la portería rival.

La frase: “Creo que Alemania fue un justo ganador pero no me parece que la diferencia debía de haber sido tan amplia”
Juan Carlos Osorio, entrenador

La estadística: México hizo 25 disparos a gol, la cifra más alta del certamen, pero sólo 9 fueron a portería

3. Encontrar soluciones a problemas recurrentes
Antes del partido, Juan Carlos Osorio afirmó que iba a salir a jugar ante Alemania de igual a igual. Y, en efecto, lo hizo. El problema es que, en su enfoque ultraofensivo, el equipo asumió riesgos que fueron aprovechados por los contragolpes rivales. Ya en partidos pasados, México había sufrido con el juego vertical cada vez que perdía la pelota en mediocampo. Al mismo tiempo, El Tri sufrió constantemente con la presión alta rival, algo a lo que no pudo encontrar soluciones en el torneo.

La frase: “Buscamos ir al frente a apretar, de ser agresivos y valientes, y muchas veces en el atrevimiento, el equipo rival se encuentra con espacios. Y Alemania tiene buenos jugadores que, en esas circunstancias, te pueden hacer mucho daño”.
Guillermo Ochoa, portero

La estadística: Pese a la derrota, México tuvo 58% de posesión (62% en la primera mitad).