• "El aplauso de la gente dice mucho", afirmó tras el 0-1
  • Pidió "mirar hacia adentro", pero también elogió a Alemania
  • Sobre el Guante de Oro: "Me lo llevo con felicidad"

Por Diego Zandrino, con Chile

En las victorias es fácil dar la cara. En las derrotas, sin embargo, no es para cualquiera. Chile tiene uno de esos líderes capaces de encontrar razón aún cuando resuenan los festejos del rival. No por nada Claudio Bravo es el capitán del equipo...

Ya habían pasado casi dos horas del 0-1 con Alemania en la final de la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017 cuando el '1' de La Roja, todavía con el Guante de Oro adidas en sus manos, accedió a cierta complicidad con FIFA: la propuesta fue titular la nota 'Ganadores aún en la derrota'.

"Lo comparto, pero aún queda ese sabor amargo de que nos faltó un poco más", dice el portero, clave para mantener a Chile a tiro hasta el final. "Mostramos buen juego, creamos innumerables ocasiones, pero nos faltó un poco más de contundencia para haber roto el cero".

De ningún modo desmerece el triunfo alemán, sino todo lo contrario. "Hay que felicitar a Alemania. Un equipo muy sólido en todas las líneas, con un planteamiento claro a la hora de competir. Aún así vamos con esa sensación de que podíamos aparecer en la foto de campeón".

Palabras de capitán
En su condición de portador de la cinta se le preguntó qué fue lo primero que le dijo a sus compañeros en el vestuario. "Que debíamos sentirnos orgullos, tranquilos también... Creo que el aplauso generalizado de la gente al final te dice muchas cosas. Fuimos un equipo que quiso jugar bien al fútbol y ser protagonista desde el minuto uno".

Y no hubo reproches. "Por ahí la jugada del partido viene de un accidente, pero nos vamos tranquilos. Hicimos un torneo muy serio, mostrando la calidad de fútbol que tenemos como selección. Hay que aprender de esta derrota. Generalmente, cuando juegas bien, vas a ganar".

De hecho, para Bravo quedan "muchas" enseñanzas, la mayoría de las cuales consisten en mirar hacia adentro. "El no relajarnos, el no pensar en las demás selecciones, sino en nuestro equipo, en tratar de mejorar... De encarar los partidos con la misma humildad y seriedad que hemos hecho desde el día uno".

Algunas, también, tienen que ver con mirar hacia afuera. "(Hay) que aprender de estas selecciones poderosas que siempre están en finales, obteniendo cosas importantes. Creo que es la única manera de seguir compitiendo a este nivel, de seguir haciendo partidos como el de hoy y dejando bien puesto el nombre de nuestra selección".

"Un premio importante"
En lo personal, y al igual que en la Copa América Chile 2015 y Copa Centenario 2016, Bravo fue elegido el mejor arquero del campeonato, y eso que no jugó los primeros dos partidos, con Camerún y Alemania.

"Es un premio importante. Para mí fue un momento complicado, porque llegué sin saber si iba a competir. Venía de muchos días de inactividad, con la lesión de por medio... Por eso me lo llevo con mucha felicidad. Por ahí queda la tristeza de no haber conseguido lo más importante, que era la obtención del título".