Las selecciones nacionales de Chile y Alemania participarán el domingo 2 de julio, durante la final de la Copa FIFA Confederaciones, en una prueba de tecnología futbolística.

La FIFA proporcionará a ambos conjuntos tabletas que ofrecerán a sus analistas y personal técnico estadísticas de los jugadores e imágenes del partido en tiempo real.

Esta iniciativa del organismo rector del fútbol mundial pretende obtener un mayor conocimiento acerca de los potenciales beneficios de la utilización de equipos electrónicos de comunicación dentro del área técnica, así como de los retos que plantea. Será la primera vez que se ensaye este tipo de tecnología en un torneo de la FIFA.

Cada selección dispondrá de tres tabletas: una para el analista del equipo que observa la final desde las gradas, otra para el analista que está en el banquillo y una tercera a disposición del cuerpo médico.

Los dispositivos tendrán acceso a las imágenes del partido, transmitidas con un retraso de 30 segundos, así como a los datos de posicionamiento de los jugadores recopilados por un sistema de seguimiento óptico, como los pases, la presión, la velocidad, las entradas y otras estadísticas referentes al juego.

Se animará a las selecciones participantes a aportar sus opiniones sobre este ensayo y brindar sugerencias sobre qué información tienen que facilitar al personal de la selección estas tabletas, las incidencias que puedan surgir o el tipo de dispositivos electrónicos que deben autorizarse en el área técnica.