• Draxler, futuro líder de la Mannschaft y mejor jugador del torneo
  • Claudio Bravo, mejor arquero en Rusia 2017 
  • Timo Wender, ¿encontró Alemania al sucesor de Klose?

Gracias a su triunfo por 0-1 en la final sobre Chile, Alemania inscribió su nombre por primera vez en la ilustre lista de selecciones campeonas del certamen, que asciende ya a seis. Brasil (4 títulos), Francia (2), Argentina, México y Dinamarca (uno cada una) lo habían ganado anteriormente.

Y, una vez concluido el torneo, llegó el momento de conceder las ya tradicionales distinciones individuales. No es de extrañar que, en este caso, sea la Mannschaft quien haya acaparado casi todos los premios.

El capitán de los alemanes, Julian Draxler, recibió el Balón de Oro adidas al mejor jugador de la prueba, mientras que su colega Leon Goretzka obtuvo el de bronce. El capitán chileno Claudio Bravo fue galardonado con el premio al mejor arquero del campeonato. Timo Werner se hizo con la Bota de Oro adidas, y el Premio Fair Play de la FIFA también fue para Alemania.

Un repaso a los premios

Balón de Oro adidas: Julian Draxler (Alemania)  
Junto a Sebastian Rudy y Joshua Kimmich, Draxler ha sido uno de los tres únicos futbolistas alemanes que ha jugado los cinco partidos del Torneo de los Campeones, donde se ha erigido en un auténtico líder. Gracias a su velocidad y su precisión en el disparo, pero también por sus grandes cualidades en el uno contra uno, Draxler, de 23 años, llevó el timón de Alemania desde su posición de centrocampista ofensivo, además de aportar la calma necesaria en situaciones adversas para los suyos. "Es el jugador que, en la generación posterior a Neuer, Khedira, Hummels o Boateng, se encargará de liderar a la selección. Por eso es un momento importante para él", apuntó el seleccionador alemán Joachim Loew antes del torneo. Draxler, desde luego, no le ha defraudado.

Balón de Plata:  Alexis Sánchez (Chile)

Balón de Bronce: Leon Goretzka (Alemania)

Bota de Oro adidas: Timo Werner (Alemania; 3 goles y 2 asistencias)
Werner, de 21 años, aterrizó en Rusia después de haberse proclamado máximo goleador alemán en la última temporada de la Bundesliga con 21 dianas y 8 asistencias. Y el ariete colmó con creces las expectativas. Se mostró rápido con el balón en los pies, presente en el juego aéreo y sobresaliente en el juego posicional. Tras el adiós de Miroslav Klose, todo hace indicar que la búsqueda de un nuevo goleador en la selección alemana podría haber terminado.

Bota de Plata adidas: Lars Stindl (Alemania; 3 goles, ninguna asistencia), Leon Goretzka (Alemania; 3 goles, ninguna asistencia) 

[ndlr: Stindl y Goretzka comparten la Bota de Plata adidas tras quedar empatados en número de goles y asistencias]

Guante de Oro adidas: Claudio Bravo (Chile)
Bravo, el capitán chileno, se perdió por lesión los dos primeros partidos de la fase de grupos, pero se recuperó a tiempo para los choques decisivos. El guardameta brilló especialmente en semifinales, donde no sólo salvó a su equipo con paradas de mérito a lo largo de los 120 minutos, sino que además atajó los tres lanzamientos de Portugal en la decisiva tanda de penales. Lógicamente, fue distinguido como Jugador del Partido Budweiser. En la final también tuvo que aparecer en más de una ocasión, si bien no pudo evitar la derrota por la mínima de su selección.

Premio Fair Play de la FIFA: Alemania
La joven selección alemana mostró su mejor versión tanto dentro como fuera de la cancha. El combinado germano vio solamente ocho tarjetas amarillas en sus cinco partidos, y cometió un total de 66 faltas. Gestos como llevar en la camiseta el nombre Die Mannschaft escrito en cirílico fueron muy bien recibidos por la afición local. Además del trofeo, las medallas y los diplomas para los jugadores y el cuerpo técnico, la federación alemana recibió también un cheque por valor de 10.000 dólares estadounidenses, cantidad que deberá destinarse exclusivamente a la adquisición de material deportivo en las categorías inferiores.

En una carta abierta, el capitán Julian Draxler dio las gracias a los anfitriones. "Hemos tenido el placer de pasar tres semanas en este bonito país y, ahora que la Copa FIFA Confederaciones de Rusia ha llegado a su fin, queremos dar las gracias de corazón. Nuestro verano en Rusia ha terminado. Os damos las gracias. Os decimos Spasiba y Doswidanja. Y, desde hoy, ya tenemos la mirada puesta en volver en 2018".