Antecedentes en la Copa FIFA Confederaciones
Chile jugará por primera vez en su historia esta competición.

El camino a Rusia 2017
La Roja
consiguió su pase en julio de 2015 gracias a un logro histórico y muy esperado para el fútbol chileno: ganar la Copa América. Lo hizo jugando como local, con un equipo de inquebrantable vocación ofensiva, rico tácticamente y que supo absorber la presión de estar jugando su torneo. Fue primero del Grupo A ante Ecuador, México y Bolivia, superó a Uruguay en cuartos en un durísimo encuentro (1-0) y a Perú en semifinales (2-1). Ganarle por penales la final a la Argentina de Lionel Messi fue la fresa del mejor pastel, el de su primer título de selecciones mayores de la historia.

El seleccionador
Tras la salida de Jorge Sampaoli, el técnico que llevó a Chile al triunfo en la Copa América 2015, otro argentino tomó las riendas del equipo. Juan Antonio Pizzi tomó en enero de 2016 las riendas de La Roja con una buena experiencia internacional como credenciales. Luego de debutar en el banquillo técnico de Colón en su natal argentina en 2005, ha dirigido en Perú, Chile, España y México. En estos diez años de aventura, cosechó un título con la Universidad Católica en 2010 y otro con San Lorenzo de Almagro en 2013. 

Estrellas del equipo
Alexis Sánchez (delantero), Arturo Vidal (centrocampista), Jorge Valdivia (volante), Gary Medel (defensa), Claudio Bravo (portero).

Números que hablan...
99: son los años que tuvo que esperar Chile para ganar un torneo internacional de selecciones, dado que la primera edición de la Copa América, llamada Campeonato Sudamericano en ese entonces, fue en 1916. Tras tan larga espera, la Roja logró dos conquistas en menos de un año: la Copa América del 4 de julio de 2015 y la Copa América Centenario el 26 de junio de 2016.