Antecedentes en la Copa FIFA Confederaciones
Australia ha participado en tres ediciones de la Copa FIFA Confederaciones, dos de ellas con gran éxito. En su debut, en Arabia Saudí 1997, los Socceroos alcanzaron la final, su mejor registro hasta la fecha en un certamen de la FIFA en categoría absoluta. Con figuras como Mark Viduka, Mark Bosnich y Harry Kewell, que entonces solo tenía 19 años, se impusieron a México y Uruguay para acabar sucumbiendo por 6-0 ante Brasil. En 2001, Australia se sacó la espina al batir a la Canarinha en el duelo por la medalla de bronce. No obstante, su logro más significativo de aquella campaña fue la victoria por 1-0 contra Francia, la vigente campeona mundial que a la postre también se proclamaría vencedora del certamen. En Alemania 2005 perdió los tres encuentros.

El camino a Rusia 2017
Australia se clasificó al conquistar su primer título de la Copa Asiática de la AFC -cuando militaba en la OFC se proclamó cuatro veces campeona de Oceanía-. La de 2015 fue su tercera participación en la Copa Asiática tras su incorporación a la AFC en 2006. De camino a la corona, los Socceroos se impusieron a Kuwait, Omán, China y Emiratos Árabes Unidos. El avezado Tim Cahill brilló en los primeros compases del torneo, aunque el do de pecho lo dio la nueva hornada de jugadores, encabezada por el mediocampista Massimo Luongo, autor del primer tanto de los suyos en la épica final ante República de Corea, contra quienes habían caído en la fase de grupos. Corea empató in extremis y forzó la prórroga, pero otro recién llegado, James Troisi, marcó el gol de la victoria ante los 80.000 espectadores presentes en el estadio Olímpico de Sídney.

El seleccionador
Ange Postecoglou prometió cambios nada más asumir el cargo a finales de 2013 y lo ha cumplido tanto dentro como fuera de la cancha. Natural de Melbourne y excentral internacional, comenzó su carrera como entrenador recién estrenada la treintena e inmediatamente logró el éxito al guiar al South Melbourne en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2000, con apenas 34 años. Posteriormente cosechó un par de títulos de la A-League con el Roar de Brisbane con un estilo de juego basado en la posesión que también ha trasladado a la selección. Bajo su batuta se produjo el relevo generacional, varios veteranos dijeron adiós y en su lugar aparecióeron jóvenes talentos y caras nuevas. El nuevo e inexperto combinado dejó una buena imagen en la Copa Mundial de la FIFA 2014™ a pesar de las tres derrotas consecutivas. Su progresión quedó de manifiesto en enero de 2015 cuando se ciñó los laureles asiáticos.

Estrellas del equipo
Tim Cahill (mediocampista), Mat Ryan (arquero), Mathew Leckie (delantero) y Mile Jedinak (mediocampista).

Números que hablan…
5:
son los partidos ganados por Australia de los 13 que ha disputado en sus tres participaciones en la Copa FIFA Confederaciones.