Antecedentes en la Copa FIFA Confederaciones 
Rusia 2017 supondrá la cuarta participación de Nueva Zelanda en la Copa FIFA Confederaciones. Los resultados de los All Whites en sus anteriores presencias fueron modestos, pues sólo cosecharon un empate y marcaron dos goles en nueve partidos. Con todo, en ocasiones el equipo plantó cara a rivales potentes en esta elitista competición. Para empezar, Nueva Zelanda cayó por la mínima ante Estados Unidos (1-2) en México 1999; y a ese resultado le siguieron sendas derrotas por 0-2 contra las naciones más laureadas en la Copa Mundial de la FIFA™: Alemania y Brasil. Cuatro años después, en Francia, el combinado oceánico fue goleado por Japón y por el país anfitrión, aunque entre medias perdió por 1-3 ante Colombia tras haber ido ganando al descanso. En Sudáfrica 2009, los Kiwis empezaron encajando un 0-5 contra España tras una desastrosa media hora inicial. Luego perdieron por 0-2 ante el país anfitrión, antes de sumar su único punto en la competición con un empate sin goles contra Irak.

El camino a Rusia 2017
Nueva Zelanda obtuvo su pasaporte a Rusia 2017 adjudicándose la Copa de Naciones de la OFC por quinta vez. Los All Whites conquistaron el campeonato que se celebró por primera vez en Papúa Nueva Guinea, en mayo y junio de 2016. En la liguilla de grupos causaron sensación, ganando sus tres partidos. Sin embargo, un equipo debilitado por las lesiones, las sanciones y las ausencias lo pasó mucho peor en la fase de eliminatorias. Después de despachar por un ajustado 1-0 a Nueva Caledonia en semifinales –tomándose la revancha de la derrota sufrida en esa misma ronda cuatro años antes–, Nueva Zelanda acabó saliendo airosa en la final contra el país anfitrión por 4-2 en los penales, tras 120 minutos sin goles.

El seleccionador 
La elección de Anthony Hudson como nuevo seleccionador de Nueva Zelanda a mediados de 2014 resultó algo sorprendente, tras los 9 años que ocupó el cargo Ricki Herbert. El joven inglés, cuyo padre es Alan Hudson –centrocampista del Chelsea y la selección inglesa en los años 70–, había gozado anteriormente de una experiencia muy breve como seleccionador absoluto, al frente de Bahréin. Inmediatamente, Hudson emprendió un proceso de regeneración de la plantilla, con lo que permanecieron muy pocos puntales de la época de Herbert. Por consiguiente, el combinado que saltó al césped en Papúa Nueva Guinea 2016 era muy inexperto; y tampoco ayudó a la causa de Hudson el limitado calendario de partidos de Nueva Zelanda, con sólo 6 encuentros en los 2 años precedentes.

Estrellas del equipo 
Stefan Marinovic, Kosta Barbarouses, Chris Wood

Números que hablan… 
1:
Nueva Zelanda sólo encajó un gol en contra en sus cinco partidos de la Copa de Naciones de la OFC 2016, y ese solitario tanto llegó desde el punto penal.